¿Por qué cuestan tanto los móviles de última generación?

El Samsung Note 8 por piezas./RC
El Samsung Note 8 por piezas. / RC

La suma de componentes y mano de obra de los nuevos buques insignias de Samsung y Apple cuestan la mitad del precio de venta a las compañías | Aunque sobrepasen los 1.000 euros, los usuarios valoran que sus móviles tengan las mejores cámaras y procesadores

JOSÉ A. GONZÁLEZMadrid

A finales del mes de agosto Samsung rompió la barrera de los 1.000 euros con su nuevo Galaxy Note 8. Las surcoreana echó el resto para olvidar el fiasco de su predecesor con una pantalla infinita de 6,4 pulgadas y, por primera vez una cámara dual de mucha calidad y seguir el ritmo de un mercado que en la gama alta ya lo ofrecía desde hace un tiempo.

Batalla a la que este mes de septiembre se ha sumando Apple. El gigante de Cupertino ha celebrado el décimo aniversario del lanzamiento de su primer iPhone con un dispositivo con cuatro cifras de precio final. Samsung ha llevado al mercado español a su Note 8 con un precio de 1.010 euros, mientras que el equipo de Tim Cook ha subido la apuesta de los surcoreanos con 1.159 y 1.329 euros para las versiones 64 y 256 GB, respectivamente.

Aumento de precio, sobre todo en el iPhone, provocado por un importante ascenso del coste de los componentes del iPhone X. Su fabricación tiene un coste aproximado para la empresa de 344 euros, lejos de los 210 del iPhone 7 y también por encima de los 307 del Galaxy S8 de Samsung. El precio del coste del Note 8 aún no se ha revelado de forma oficial, pero las primeras informaciones revelan que supera en varios euros el del S8.

Los móviles de gama alta cada vez tienen un precio mayor, pero también son más frecuentes en los bolsillos de los españoles. Una baza con la que juegan las firmas tecnológicas ya que el tiempo medio con el que se renueva un móvil en España es de solo 20 meses. Un periodo que ha aumentado en comparación con años anteriores que no alcanzaba los 16 meses de vida, según datos de Kantar Worldpanel. El 37,3% afirma que le gustaría cambiar de móvil cada año. La tendencia se dispara entre los 'millennials' (18 a 34 años) llegando al 43%.

Mano de obra: menos de 5 euros

El tamaño de Samsung se demuestra a la hora de fabricar y ensamblar sus smartphones. La gigante surcoreana pone a trabajar toda la maquinaria de su grupo, un hecho que le permite reducir costes al construir cada componente que da vida a sus dispositivos. Tanto los Galaxy S8, su versión Plus y el Note 8 están fabricados en las intimidades del grupo, tan solo los auriculares, el cargador y la cubierta de cristal se encarga a terceros.

En el caso que la construcción de los iPhone X, Samsung también ha pegado un pequeño mordisco al gigante de Cupertino al convertirse en el proveedor principal de las nuevas pantallas OLED del smartphone del décimo aniversario de la compañía dirigida por Tim Cook.

Sin embargo, la suma de todos los componentes ni el coste por construir el dispositivo, que apenas alcanza los 5 euros, llega a los 1.010 euros que los seguidores de la gama Note han de pagar, no alcanza la mitad. Pero, hay que tener en cuenta los gastos de envío y comercialización. Además, Samsung y las demás tecnológicas destinan grandes cantidades a sus partidas de I+D+i para generar nuevas tecnologías para impresionar a sus seguidores y que ahora se centran en la inteligencia artificial.

Fotos

Vídeos