Necksound, un collar inteligente para escuchar música seguro

El proyecto se está financiando a través de crowdfunding.
El proyecto se está financiando a través de crowdfunding. / Necksound
  • emprendedores

  • El dispositivo permite escuchar música o hablar por teléfono sin la necesidad de utilizar auriculares para mayor seguridad

Practicar deporte con los auriculares puestos y con la música alta es una de las acciones más cotidianas para los deportistas, sin embargo también es una situación muy peligrosa al aislarse del entorno. "No te das cuenta del peligro que conlleva hasta que pasa", asegura Álvaro Morillo, creador de Necksound.

Este joven sufrió "un susto que casi le cuesta muy caro" al correr con los auriculares y la música puesta. A partir de ahí se colgó los audífonos alrededor del cuello y "nació Necksound". Así cuenta la historia de este collar inteligente patentado por Morillo.

Se trata de un sistema de audio en forma de collar recubierto de silicona hipo-alergénica con un diseño moderno y deportivo que permite correr, patinar, ir en bicicleta o conducir con seguridad mientras se contesta una llamada telefónica o se escucha música sin aislarse de la naturaleza o el ruido ambiente.

Mayor seguridad

Este collar inteligente tiene un sistema de fijación con imanes que evita que rebote o se mueva y es apto para cualquier fisonomía gracias a su cierre ajustable.

Dispone de altavoces dirigidos que permiten disfrutar de un sonido envolvente "sin sentir que nada presiona los oídos, tener el volumen demasiado alto o molestar al resto de personas", aunque si se desea una privacidad total, permite conectar auriculares, explica el director ejecutivo de Necksound.

Este dispositivo, que vibra cuando se recibe una llamada de teléfono, tiene como objetivo reducir al máximo el riesgo de sufrir o provocar accidentes, ya que permite escuchar música o hablar y rechazar llamadas de teléfono sin bloquear los oídos.

"Necksound elimina la peligrosidad que tienen los auriculares convencionales en el exterior, evitando accidentes comunes y sanciones de hasta 200 euros", resalta.

Sigue recaudando fondos y busca nuevos mecenas para aumentar las opciones del dispositivo, que saldrá a la venta "entre entre 117 y 126 euros".