Talento local en la ‘startup’ del momento

Félix Ruiz (cofundador de Tuenti), Juan Urdiales y Felipe Navío están al frente de esta joven empresa.
Félix Ruiz (cofundador de Tuenti), Juan Urdiales y Felipe Navío están al frente de esta joven empresa. / SUR
  • Jobandtalent, que cuenta con dos socios malagueños, cierra una ronda de inversión de 23 millones

  • La firma ha logrado una de las mayores inyecciones de capital del sector tecnológico español de los últimos años

¿Otro portal de empleo?, pensaron muchos cuando el marbellí Juan Urdiales (34 años) y el madrileño Felipe Navío les hablaban de su proyecto allá por 2009. Pero Jobandtalent no es «otro portal de empleo». La mejor prueba de ello es que consiguió la mayor inversión para una ‘startup’ española de 2014, 10 millones de euros, y que ahora ha multiplicado por más de dos esa cifra (hasta los 23 millones de euros) en una nueva ronda de financiación.

Jobandtalent es la ‘startup’ del momento en España: todos los ojos están puestos en ella después de que dos importantes fondos (Kibo Ventures y Qualitas Venture Capital), la Fundación José Manuel Entrecanales y dos ‘business angels’ con pedigrí como Nicolás Luca de Tena y Pelayo Cortina Koplowitz (sí, es hijo de quienes sugieren sus apellidos) hayan redoblado su apuesta por el éxito de esta plataforma de búsqueda de empleo, que se diferencia del resto por su algoritmo propio que conecta a cada candidato con las ofertas que mejor encajan con su perfil.

Con la nueva inversión de 23 millones de euros, la empresa pretende consolidarse en los mercados donde hoy tiene su principal presencia: España, Reino Unido y México; y, a la vez, entrará en nuevos países como Estados Unidos, Colombia y Chile. Además, invertirá 10 millones solo en I+D. Su objetivo es convertirse en una de las diez compañías de empleo ‘on line’ más importantes del mundo. «Estamos revolucionando el mercado de trabajo gracias a nuestra tecnología única. Somos los pioneros del ‘matching’, lo que nos ofrece una ventaja muy amplia con respecto a nuestros competidores, y debemos aprovecharla creciendo rápidamente», afirma Juan Urdiales.

A por el gran salto

Por ello, el emprendedor marbellí no oculta que están en negociaciones con fondos nacionales e internacionales para levantar una ronda de financiación aún mayor que la que acaban de cerrar. Se dice que incluso podría llegar a las tres cifras, lo que supondría un salto cualitativo que situaría a Jobandtalent al nivel de los gigantes de Internet. Y no es que su tamaño a día de hoy sea despreciable: 95 empleados, 5 millones de usuarios registrados, 450.000 altas al mes, más de 35.000 empresas clientes y más de 1,5 millones de ofertas de empleo publicadas mensualmente. Su facturación no la revelan.

Son cifras que difícilmente imaginaban Juan Urdiales y Felipe Navío cuando echaron a andar Jobandtalent en 2009, sólo tres años después de acabar la carrera de Derecho y Administración y Dirección de Empresas en Madrid. Ambos tuvieron la idea junto a un amigo común que, como Urdiales, es marbellí: Adeyemi Ajao, cofundador de Tuenti. «Los dos estudiamos en el colegio Alborán de Marbella. La idea fue de los tres, aunque fuimos Felipe y yo los que montamos la empresa», recuerda Urdiales, que previamente tuvo otra ‘startup’ que, según cuenta casi con orgullo, fracasó. Curiosamente, otro de los creadores de Tuenti, el también malagueño Félix Ruiz, acabaría sumándose al proyecto en 2012.

Aquellos primeros pasos de Jobandtalent se produjeron en Málaga. Pero el precoz crecimiento del proyecto provocó su traslado a Madrid. «Nos empezó a costar muchísimo escalar el equipo porque en Málaga no encontrábamos programadores. Y lo ideal era estar todos en el mismo sitio, así que la mudanza fue inevitable», apunta Urdiales. Otra curiosidad: Jobandtalent puede presumir de haber sido una de las pocas inversiones rentables para Invercaria, la cuestionadísima agencia de capital riesgo de la Junta. «Metió 600.000 euros y salió al cabo de año y medio. Fue una buena operación; ganaron dinero con nosotros», asegura el empresario.

Urdiales cree que el éxito de su empresa no es un golpe de suerte ni una excepción y lanza un mensaje reivindicativo del talento joven. «En España hay muchas ‘startups’ buenísimas. No tenemos nada que envidiar porque hay un altísimo nivel. Los ingenieros españoles son de los mejores de Europa y los científicos de datos también. La clave para el desarrollo económico antes era la maquinaria, pero ahora es el talento, las personas. Y el talento joven está desaprovechado en España», argumenta.