El 5G será diez veces más rápido que la red actual

El público llena el stand dedicado al sistema 5G, ayer en el Mobile World Congress de Barcelona. :: J. Lago / AFP/
El público llena el stand dedicado al sistema 5G, ayer en el Mobile World Congress de Barcelona. :: J. Lago / AFP

Las primeras pruebas de este sistema, que podría ser una realidad en 2020, alcanzan una velocidad de 490 Mbps

EDURNE MARTÍNEZ BARCELONA.

Las estimaciones más favorables apuntan a 2020 como el año de su implantación. Sin embargo, en este Mobile World Congress (MWC) es el protagonista. Las compañías reunidas estos días en Barcelona se afanan por conseguir las miradas de los medios y los clientes con sus avances en 5G.

Es el caso de Qualcomm, la compañía estadounidense fabricante de chipsets, que en el marco de este evento internacional ha realizado pruebas de simulación 5G en las que han demostrado que el futuro del internet móvil será extremadamente rápido. Ha replicado las condiciones del mundo real (número de dispositivos, geografía o diferentes demandas de los usuarios) en Frankfurt (Alemania) y San Francisco (EE UU). Además, las pruebas se han hecho pensando en las redes 5G que existirán al principio construidas sobre el 4G existente, no las que llegarán más adelante de forma verdaderamente independiente. Aún con estas premisas, los resultados son asombrosos. En la prueba alemana, la navegación aumentó desde los 56 Mbps para el usuario medio de 4G hasta superar los 490 Mbps con 5G, con una tasa de respuesta siete veces más rápida. Además, la descarga de archivos llega a los 100 Mbps, un aumento enorme desde los 8 Mbps del usuario 4G. En cuanto a latencia, se ha conseguido pasar de los 116 milisegundos (ms) a los 17, cifras mucho más parecidas a la fibra óptica.

La simulación de San Francisco ha demostrado velocidades mayores. Qualcomm modeló una red que ha llegado a 1,4 Gbps de velocidad, es decir, 23 veces más rápido que la media de 4G en la ciudad americana, que llegaba a los 71 Mbps. Además, otra de las conclusiones del estudio es que más del 90% de los usuarios de 5G podrán disfrutar de más de 100 Mbps.

«Hay un gran interés de diferentes jugadores del ecosistema móvil para comprender el rendimiento en el mundo real que ofrecerán las redes y dispositivos 5G», aseguró ayer Alex Holcman, vicepresidente de Ingeniería de Qualcomm Technologies. Destacó que el estudio fue realizado para ayudar a este ecosistema a «prepararse para la incursión en el mundo 5G» con el objetivo de que los desarrolladores de aplicaciones puedan comenzar a planear nuevas experiencias y servicios.

Pero para que esta velocidad se haga posible, los fabricantes de dispositivos tienen que comenzar a pensar en 5G y las compañías de redes ir pensando en la infraestructura. La compañía china que combina estos dos sectores es Huawei, que ha presentado en el MWC el primer módem comercial 5G, Balong 5G01. Aunque aún queda tiempo para que funcione en España, llega con un chipset 3FPP 5G con velocidad de conexión de hasta 2,3 Gbps.

«La tecnología 5G definirá el próximo salto hacia un mundo más inteligente en el que las personas, los vehículos, las casas y los dispositivos estén completamente conectados, generando así nuevas experiencias, conocimientos y capacidades para todos», dijo Richard Yu, CEO de Huawei Consumer Business Group, durante la presentación.

La empresa china que invierte en tecnología 5G desde 2009, ha presentado dos modelos de módem. El primero, de baja frecuencia (sub6GHz), es pequeño y liviano, compatible con redes 4G y 5G y ha demostrado velocidades de enlace descendente de hasta 2 Gbps, 20 veces más que la fibra de 100Mbps. Esto proporciona una experiencia de usuario ultrarrápida, que permite disfrutar de videojuegos en realidad virtual o descargar un programa de televisión en solo un segundo. Por otro lado, el de alta frecuencia (mmWave) está disponible en unidades interiores y exteriores.

La primera llamada 5G

Otro de los proyectos recientes en los que ha estado involucrado Huawei, aunque esta vez bajo la unión de Vodafone, es en la primera llamada 5G del mundo con el estándar comercial NSA (Non Stand Alone). Esta se realizó la semana pasada entre Castelldefells (Barcelona) y Madrid. El nuevo estándar contempla la utilización, en una primera fase, de la infraestructura de la red 4G para el control y gestión del tráfico, por lo que será necesario que tanto los terminales como las estaciones base puedan establecer una conectividad dual a las redes 4G y 5G al mismo tiempo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos