Se busca ordenador

Consejos para renovar tu equipo informático

Se busca ordenador
Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

Llega el momento de renovar tu ordenador, o de adquirir uno por primera vez, por raro que parezca en nuestra era, y no tienes ni pajolera idea de informática… no pidas auxilio y para evitar que te den gato por libre, busca asesoramiento y no te guíes solo por la estética del equipo, lo importante está en el interior. Los expertos, como Adrián Jesús Aguilera, técnico en Sistemas microinformáticos y redes, recomiendan tomárselo con calma, no precipitarse al comprar, comparar precios, lo que puede suponernos un ahorro considerable, y no agobiarse ante la gran variedad de productos que ofrece actualmente el mercado. Incluso, puedes elegir cuándo realizar la compra. Los precios suelen subir de cara a Navidad y verano. ¿Qué me compro? Estos consejos quizás puedan orientarte:

1. Un convertible:

Un ordenador portátil y una tablet a la vez, un dos en uno. El mercado está plagado de marcas y modelos. Es la opción recomendable para usuarios que necesitan mover su equipo, usar distintos dispositivos, que éstos pesen poco y con el teléfono móvil no tienen suficiente. La ventaja es la portabilidad y la desventaja, que son menos potentes que un portátil y un ordenador de sobremesa.

¿Cuánto me gasto? Depende. Más de 1.000 euros, aproximadamente, si lo vas a usar a diario, en general, por motivos laborales y necesitas más potencia. Se recomiendan marcas como Surface Pro, de Microsoft; o entre 300 y 500 euros, si persigues un uso doméstico. HP, Acer, Asus…

En cualquier caso, tu convertible debe contar, al menos, con 2 GB de RAM y un procesador Intel Atom.

2. Un portátil:

Se recomienda, como el convertible, para usuarios que necesitan que su ordenador se pueda mover, aunque quizás no tanto. Si lo destinarás a tareas de ofimática, visualización de vídeos, navegación por internet… con un portátil de entre 300 y 500 euros podrás cubrir tus necesidades. Deberá ofrecer como mínimo 4GB y hasta 8 GB, procesador Intel Celeron o i3 y un disco duro de 500 GB o 1 TB.

Para un uso más profesional, por ejemplo, para trabajos relacionados con el diseño gráfico, la edición de imágenes, ilustraciones… o si eres un gamer (aunque para éstos lo mejor es un ordenador de sobremesa), necesitas un portátil más potente, por lo que te tendrás que gastar entre 700 y 3.000 euros. A mayor desembolso, mayor rendimiento. Toshiba, Asus, Microsoft e iMac dominan en este campo.

Tu elección deberá ofrecer, como mínimo, 8 GB y hasta 32GB; procesador entre Intel i5, Intel i7 y AMD A10; y una tarjeta gráfica integrada Nvidia o AMD Radeon. Existe la tecnología DDR3 y DDR5, que es más rápida que la DDR3. Suelen traer 2 GB o 4 GB de memoria; disco duro de 1 TB o 2 TB y también puede contener un disco duro SSD que triplica la velocidad del portátil.

3. Un ordenador de sobremesa:

Es el idóneo para personas con conocimientos básicos de informática, que no necesitan que su equipo se pueda mover y que requieren más potencia que un portátil o un convertible. Con entre 300 y 500 euros puedes adquirir uno para uso estándar (navegar por internet, tareas de ofimática, ver vídeos, usar correo electrónico…) Se recomiendan marcas como Acer y Asus. Y deben ofrecer un procesador Intel Pentium, Intel Celeron, i3 o AMD A10; tarjeta gráfica integrada; memoria RAM de 4 GB, no necesitas más, ni menos; y disco duro de 500 GB o 1TB.

Si quieres más o el uso se tu equipo será más profesional o eres un gamer, te tienes que gastar más, entre 600 y 3.000 euros o casi lo que quieras. Se recomienda comprar las piezas por separado y montar el ordenador:

- Tarjeta gráfica: las marcas más fiables son Asus, Gigabyte y MSI.

- Placa base: de Asus y Gigabyte.

- Memoria RAM: de Kingston y G.Kill, con, mínimo, 8 GB.

- Fuente de alimentación: de Corsair, Aero Cool y Tacens.

- Torre: grandes (ATX) y no de menos de 50 euros. Deben tener un buen sistema de ventilación.

- Disco duro: de 1 TB, de Wester Digital, Segeate Barracuda…

- Pantalla: de entre 22 y 24 pulgadas, mínimo, Full HD y 4 K, de Asus, Benq…

- Procesador: Intel i7, AMD Ryzen 5 o 7…

También te puedes decantar por un sobremesa de altas prestaciones, valorado en más de 2.000 euros. Es la opción de amantes de la informática o personas que se dedican a ella. Suelen adquirir el equipo también por piezas:

- Procesador: mínimo, Intel 7 o AMD Ryzen 7.

- Placa base: Asus, Gigabyte… Hay piezas bañadas en oro para facilitar el flujo de electricidad. Mínimo, de 200 euros.

- Tarjeta gráfica: Nvidia GTX, Asus GeForce, ROG Posseidon…

- Memoria RAM: 32 GB, DDR4, Kingston.

- Fuente de alimentación: de Corsair, mínimo de 1.000 euros y que sea modular.

- Disco duro: 2 0 3 TB.

- Pantalla: de, mínimo, 300 euros y 4 K.

- Torre: grandes (ATX) y no de menos de 50 euros. Deben tener un buen sistema de ventilación.

Fotos

Vídeos