Diario Sur

La solución (de verdad) a tus problemas con el WiFi

La solución (de verdad) a tus problemas con el WiFi
  • ¿Internet va a saltos? ¿Tu WiFi no alcanza la velocidad contratada? Prueba esta alternativa y lograrás exprimir al máximo tu conexión

Seguro que en tu hogar sigues todas las recomendaciones al pie de la letra: has pagado por una buena conexión de fibra (tanto de bajada como de subida), tienes tu router correctamente instalado y a la vista, el canal de tu WiFi es el más adecuado de todos... Sin embargo, a la hora de la verdad, nada es lo que parece. Las páginas web se cargan con lentitud, los vídeos se visualizan con numerosos cortes... y llega la frustración. Y es que, ¿por qué la conexión WiFi no responde correctamente, tal y como nos prometió (y vendió) el instalador de la compañía de turno?

Los motivos pueden ser múltiples, desde una instalación deficiente hasta una configuración incorrecta del propio router, según explica una información del Diario Vasco. Sea como fuere, en los últimos años la saturación de la red está en el origen de muchos de los problemas de conexión a internet. ¿La razón? Que la mayoría de dispositivos (móviles, tablets, portátiles, etc.) hacen uso de la frecuencia de los 2.4 GHz. a la hora de acceder a la red de redes de forma inalámbrica (Wi-Fi 802.11b, 802.11g o 802.11n).

Ello provoca gran cantidad de interferencias y cortes, algo que se hace especialmente evidente (y se sufre) en viviendas de muchos vecinos y a determinadas horas del día (por ejemplo, por la noche). Por si fuera poco, también comparten la banda con electrodomésticos como el microondas, lo que no hace sino provocar más aún un cuello de botella difícilmente subsanable. La pregunta es: ¿qué hacemos entonces?

La banda de los 5 GHz, pros y contras

No, la banda de los 5 GHz no es perfecta, tiene sus pros pero también sus contras. Sin embargo, sin ser la panacea para todos los 'males' de nuestra conexión inalámbrica se está convirtiendo en la solución ideal a los problemas de WiFi en el hogar. ¿El motivo? Que está mucho menos saturada, ya que la mayoría de los internautas hacen uso de su WiFi por la banda de los 2.4 GHz. Por si fuera poco, su ancho de banda es mayor. Así, mientras que entre todos los canales de los 2.4 GHz suman un ancho de 80MHz, en la de los 5 GHz cada canal incorpora un ancho de 20 MHz, lo que se traduce en una mayor potencia y señal en 'distancias cortas'.

Sin embargo, esta banda de los 5 GHz tiene dos 'carencias' importantes. La primera, la de la cobertura. Y es que el rango y distancia en la que podemos conectarnos por WiFi en la banda de los 5 GHz. decrece notablemente en el hogar. Esto lo notaremos especialmente si de por medio hay obstáculos como paredes o tabiques, todo un lastre. Así que, si nos alejamos mucho de nuestro router, mejor mantenernos conectados en la de los 2.4 GHz.

El otro problema es la posible incompatibilidad de nuestros dispositivos (smartphones, tabletas, portátiles, TV, etc). ¿Cómo saberlo? Primero, mirando las especificaciones tanto del router (tendrá que ser dual) como de nuestros terminales (tienen que admitir el estándar 802.11a o el 802.11ac). Segundo, buscando el punto de acceso de la banda de los 5 GHz de nuestro router (por lo general tiene un nombre similar a la de los 2.4 GHz). Si no localizamos esta segunda red, muy probablemente no podamos conectarnos a la banda de los 5 GHz.

¿Cómo cambiar a los 5 GHz?

Una vez comprobados estos dos requisitos (cobertura y compatibilidad), conectarse a la banda de los 5 GHz es muy sencillo. Basta con localizar el punto de acceso con nuestro terminal y conectarnos, al igual que hacemos habitualmente con nuestro WiFi (de 2.4 GHz). Una vez hecho esto, sólo nos quedará probar y decidir si nos compensa conectarnos a una u otra banda.

Sea como fuere, hay una evidencia que no se nos puede pasar por alto, por mucho que queramos optimizar nuestra navegación por internet de forma inalámbrica: la conexión por cable (Ethernet) siempre será mucho más eficiente que el WiFi (sea con una banda u otra). Aunque, eso sí, puede que menos cómoda.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate