Diario Sur

Vídeo

PlayStation 4 Pro, en el centro de la imagen. / Reuters

Sony trata de cambiar el ciclo de vida de las consolas

  • Videojuegos

  • La compañía acaba de lanzar PlayStation 4 Pro, una versión más potente de su plataforma actual que permite reproducir juegos a resolución 4K dinámica y vídeo en Ultra HD

Con más de 43 millones de PlayStation 4 vendidas en sus tres años de existencia, es lógico que uno se pregunte por qué ahora Sony lanza al mercado una nueva consola. No se trata de la habitual revisión, más pequeña y silenciosa, a la que nos han acostumbrado los fabricantes. De hecho, la máquina es más grande que la primera unidad que llegó al mercado y hace tanto ruido como la original, pero el incremento de tamaño tiene su truco: PlayStation 4 Pro cuenta una GPU -el procesador que se dedica a mover los gráficos por la pantalla- el doble de rápida ya que ahora dispone de 36 núcleos en lugar de los 18 que tenía originalmente; su CPU es básicamente la misma, dicen que para mantener la compatibilidad con los juegos de PS4, aunque a una velocidad sensiblemente superior; y posee un giga más de memoria RAM.

¿Todas estas novedades para jugar a los mismos juegos? No exactamente. El extra de potencia con el que contará la máquina permitirá llevar los títulos de PlayStation 4 a resoluciones 4K dinámicas, tanto a traves de distintas soluciones de reescalado, como de forma nativa, algo que variará en función de cada juego. La máquina también será capaz de reproducir vídeo a esa definición a través de servicios como Netflix o YouTube, aunque resulta extraño que la compañía no haya aprovechado para introducir un lector de blu-ray Ultra HD -dicen desde Sony que entre el 80% y el 90% de los usuarios ven contenidos en alta definición vía 'streaming', aunque parece que así han conseguido contener el precio de la máquina-. Además, la compañía también promete una mayor estabilidad en la tasa de frames por segundo. Este último aspecto será el más destacable de cara a aquellos jugadores que opten por comprar la consola aunque solo tengan una pantalla con resolución 1080p ya que se supone que la mayor parte de los juegos llegarán a los 60 frames por segundo. Y es que PlayStation 4 Pro se ha fabricado teniendo en mente esas pantallas 4K que están llegando ahora al mercado.

Pero la pregunta a la que hay que responder es si el cambio se nota. Durante el evento, la compañía realizó una demostración con uno de los grandes juegos que desembarcarán en la consola el año que viene: 'Horizon: Zero Dawn'. Un botón permitía habilitar y deshabilitar el 4K. En una pantalla de al menos 65 pulgadas y a tres o cuatro metros del televisor las diferencias eran notables: texturas más definidas y fondos menos borrosos. ¿Merece entonces la pena desembolsar 399 euros por la consola? La respuesta es más complicada. Desde luego, si aún queda alguien que no haya adquirido una PlayStation 4, debería pagar esos cien euros de más y llevarse la nueva -PlayStation 4 cuesta ahora 299 euros-, pero si uno ya posee la consola de Sony dar el paso tiene menos sentido y si encima no cuenta con una pantalla 4K, los argumentos a favor de comprarla pierden peso.

"Como los móviles"

Cabe preguntarse por qué lanzarla ahora y si no será contraproducente. Jorgue Huguet, director de Marketing de la compañía, trató de dar respuesta a esta pregunta durante la presentación el pasado jueves. Por un lado, habló del trabajo que han realizado "los brillantes ingenieros" de la compañía; por el otro, del hecho de que los consumidores "cada vez quieren que las innovaciones lleguen antes, como ocurre con los móviles". En el campo de los desarrolladores de contenidos, "éstos están demandando más herramientas para crear mejores experiencias". Y finalmente, "cada vez tenemos una base más grande de consumidores y queremos darles más opciones".

Sin duda, el lanzamiento de la nueva máquina va fundamentalmente ligado al aprovechamiento de los nuevos televisores, aunque es de esperar que mejore la experiencia con PlayStation VR, el visor de realidad virtual de la compañía, un asunto del que hasta el momento no se han proporcionado muchos detalles. La máquina ha salido la venta con 36 juegos hacer preparados para hacer uso de todo su potencial -muchos de ellos ya publicados pero actualizados con un parche gratuito- y se espera que a finales de año haya ya entre 40 y 45 títulos.

"No rompemos con un ciclo, no rompemos nada. No vamos a tener jugadores de primera y segunda", se justifica Jorge Huguet. Habrá que esperar un tiempo para ver si eso es finalmente así.