Diario Sur

Google cambia el cartón por el plástico

Un usuario prueba las DayDream VR en un encuentro de Google.
Un usuario prueba las DayDream VR en un encuentro de Google. / AFP
  • Presenta DayDream, su nuevo visor de realidad virtual, que busca competir con Facebook y Oculus en los móviles

La realidad virtual (RV) es cada vez más tangible, más real. HTC, Samsung, Facebook, LG o Sony, entre otras, están involucradas en la conquista de este nuevo mercado. También Google, que ha sido el último en poner otra carta sobre la mesa. Los de Mountain View han cambiado el cartón por el plástico. Los creadores del buscador más utilizado de Internet quieren ser ahora también los responsables del casco de RV más utilizado del planeta. Eso es lo que buscan con DayDream. Hoy en día, hay tres formas de acceder a este nuevo 'mundo'. A través del ordenador, con HTC Vive y Oculus Rift -propiedad de Mark Zuckerberg-; a través de la Playstation 4, con el dispositivo que Sony ha diseñado; o a través de los móviles. Hay que pensar que hay más 'smartphones' en el mundo que videoconsolas o PC.

Por eso, al igual que pasó con las aplicaciones, Google ve en esta vía la forma de captar a un mayor número de usuarios en todo el mundo. Así, en su conferencia para desarrolladores de 2014, repartió entre los asistentes un kit de cartón con dos lentes de plástico y un imán con los que poder montar sus Cardboard, su primer visor de este tipo.

Ahora, dos años después y con cientos de millones de Cardbords repartidas por todo el mundo -es imposible llevar la cuenta, porque muchos se han bajado los patrones de la web y las han hecho por su cuenta-, Google da un paso más con DayDream.

Presentado el pasado martes, a la vez que su nueva línea de teléfonos Pixel, persigue, según sus creadores, «simplificar la complejidad de la realidad virtual». «Esta tecnología debe estar basada en el móvil para que puedas llevar la experiencia contigo de forma sencilla y accesible», aseguró Clay Bavor, vicepresidente de la división de RV de la compañía.

A diferencia de HTC Vive y Facebook, este sistema no requiere una conexión constante a un ordenador -igual que las Gear VR de Samsung-, aunque eso conlleve que las experiencias tengan que sacrificar algunos elementos. Es el caso de los 'seis grados de libertad'. Por ejemplo, con los visores móviles tipo DayDream, cuando se agacha el usuario el punto de vista sigue fijo, cosa que no ocurre con los equipos más potentes.

Estados Unidos

DrayDream llegará al mercado en noviembre. El primer punto de desembarco será Estados Unidos. Aquellos que reserven un teléfono Pixel tendrán una de regalo. Para los que lo adquieran por separado el coste será aproximadamente de 69 euros. Además del visor, construido en plástico y forrado de un material similar a la felpa, incluye un control remoto para enriquecer la experiencia. Su principal rival, Samsung, incorpora ese control en un lateral del dispositivo aunque es compatible con diferentes 'gamepads' que se pueden vincular por 'bluetooth'.

Google está siguiendo la misma estrategia que con Android: un casco de Realidad Virtual universal. Las Cardboard son compatibles también con aplicaciones de iPhone, habrá que ver si ocurre lo mismo con Daydream. Hoy, solo hay dos modelos compatibles con este nuevo visor: por supuesto, los móviles Pixel y el ZTE Axon 7. En Google ya trabajan para ampliar la compatibilidad con nuevos terminales existentes y los que llegarán en los próximos meses.

Antes de que aparezcan las DayDream, la Realidad Virtual vivirá otro de sus grandes hitos. El estreno de las PlayStation VR, cosa que ocurrirá esta semana en España cuando se pongan a la venta. Lo cierto es que muchos señalan este dispositivo como el que hará despegar la RV, puesto que el motor es la PlayStation 4, de la que ya hay más de 50 millones dispensadas. Se venderá en dos packs diferenciados: uno que solo vendrá con auriculares y otro que incluirá el casco, dos controles y una cámara PlayStation. El dispositivo cuenta con una pantalla integrada de 5,7 pulgadas y un peso de 365 gramos. La resolución es de 1080x960 para cada ojo con un campo de visión aproximado del 100%.