Diario Sur

La última moda: Tatúate tu mejor foto de Instagram

La última moda: Tatúate tu mejor foto de Instagram
  • La aplicación Picattoo convierte las instantáneas de la popular red social en calcomanías que duran una semana. La iniciativa podría dar el salto a otras redes sociales

Los hay que ponen cientos de hashtags (etiquetas) acompañando la foto en un intento de lograr más comentarios, 'likes' -me gusta- y protagonismo. Cada día cientos de miles de orgullosos usuarios comparten imágenes de su vida, de su día a día, de sus aficiones, curiosidades, de su trabajo, desayunos o juegos con los hijos en la popular red social de fotografías Instagram. La plataforma permite mejorar las instantáneas, que recuerdan a las que tomaba la Polaroid de los años 60, mediante filtros y efectos de color así como compartirlas en otras redes sociales como Facebook, Twitter, Tumblr o Flickr. Sin embargo, a partir de ahora, al ego del 'fotógrafo' se puede alimentar con una vuelta de tuerca más. Un paso adelante en forma de tatuaje. Sí, como suena: las fotos se pueden lucir como tattoos en nuestra piel. Aunque, claro, no se trata de un tatuje permamente sino de una calcomanías que duran aproximadamente una semana, hasta que empiezan a deteriorarse. ¿Te apasiona la idea?. Pues tan solo tienes que acceder a Picattoo y preparar la tarjeta de crédito para realizar la gestón.

¿Cómo se consiguen los tatuajes?

Es sencillo. Tan solo hay que teclear Picatoo -es un servicio que permite convertir las fotos en calcomanías- en nuestro ordenador y loguarte con tu cuenta de Instagram. El siguiente paso es seleccionar tus 12 imágenes preferidas de tu perfil. Las instantáneas en forma de tatuaje temporal te costarán 10,99 euros (los gastos de envío son gratuitos en todo el mundo, según publicita la página). Días después recibirás los tattoos que están cosechando un gran éxito entre los fieles seguidores de Instagram.

Si aún no usas esta red social pero la idea de los tatuajes te ha conquistado por completo tienes dos opciones: darte de alta o esperar puesto que la iniciativa podría dar el salto a otras plataformas. Es cuestión de tiempo.