Stan Smith, el hombre detrás de las icónicas zapatillas de Adidas

Stan Smith, el hombre detrás de las icónicas zapatillas de Adidas

El tenista estadounidense que da nombre a las deportivas y llegó a ser el número 1 en los 70 nunca pensó que su nombre llegaría también a lo más alto en el mundo de la moda

LUIS MORET

"Papá, papá, eres famoso!"

-¿Y eso?, respondía un padre sorprendido a su hija de catorce años.

-"Sales en una canción de Jay Z. Eres famoso".

-¿Y quién es Jay Z?, le preguntaba el padre a la hija.

Jay Z, el famoso y exitoso rapero casado con Beyoncé, efectivamente hablaba de él en su canción 'Jigga that nigga'. Pero más concretamente de las zapatillas a las que daba nombre, las Adidas Stan Smith. El tema se publicaba a finales de 2001 dentro del álbum 'Blueprint' y servía para dar un nuevo empujón a unas deportivas que tenista estadounidense Stan Smith Stanley (su nombre completo) llevaba desde el principio de los setenta. Entonces era famoso por ser un gran campeón. Hoy en día la cosa ha cambiado un poco. “Una vez dije que el 95% de las personas que llevaban mis zapatillas no sabía quién era yo. La vida me ha demostrado que los que no me conocen es el 99%”, confesaba hace algún tiempo en una entrevista. Tampoco escondía que en estos últimos años han sido las zapatillas las que posiblemente le hayan hecho a él más famoso que al revés.

Sea como sea, el caso es que lo que a priori puede parecer una simple zapatilla blanca mantiene viva la figura de un tenista que llegó a ser de los mejores del mundo en su época. Aunque ahora sea más un icono de la moda que recordado como tenista. Stan Smith nació en Pasadena (California) y pronto empezó a despuntar en el mundo del tenis, aunque uno de sus primeros contactos con este deporte no fue precisamente agradable. Cuando era niño, intentó ser recogepelotas en una eliminatoria de la Copa Davis, pero fue rechazado al considerarlo un poco desgarbado. Pocos imaginaban que ese chaval, llegaría a ser uno de los miembros más destacados del equipo estadounidense de la Copa Davis de su país. Estuvo 11 años en el equipo, ganándola en siete ocasiones. Pero antes de que eso llegara fue campeón sub 18 de Estados Unidos y durante sus años universitarios, el número uno en tres ocasiones. Inicialmente sus triunfos profesionales llegaron como jugador de dobles junto a su compañero Bob Lutz. En 1968 conseguía el título por parejas en el US Open; posteriormente también en dobles, el Open de Australia, en el 71. En ese mismo año llegaba su primer gran triunfo individual, en el US Open.Se coronaba en Wimbledom en 1972 y de esta forma lograba su segundo título de Gram Slam en solitario. El duelo en la final fue también con otro jugador mítico el rumano Ilie Nastase y fue una trepidante final jugada a cinco sets. (4-6, 6-3, 6-3, 4-6, 7-5).

Fue ese 1972 un año mágico para su carrera. Ganó nueve de los 37 titulos individuales que obtuvo en toda su carrera. Ello le catapultó al número uno del mundo. Jugador diestro, revés a una mano, tenía un talante serio, calmado, y rara vez dejaba aflorar sus emociones durante el partido. Y alardeaba de la concentración con la que disputaba sus encuentros. "A veces lo hacía tan a conciencia, que me dolía la cabeza", ha llegado a decir. Actualmente tiene 71 años lleva más de 40 años casado con su mujer, tiene 4 hijos y 9 nietos.

Stan Smith, en un partido en los 70 y en una imagen reciente.
Stan Smith, en un partido en los 70 y en una imagen reciente.

Pero antes de ganar Wimbledon ya era un deportista conocido en Estados Unidos y fue el 71 el momento en el Adidas vio la coyuntura para meterse en el mercado estadounidense. Smith era un icono del tenis estadounidense. Pero las zapatillas, no. Las primeras zapatillas al estilo de las actuales Stan Smith que conocemos se diseñaron inicialmente para el tenista francés Robert Haillet. Salieron en 1965, pero la marca quiso ir buscando un sustituto ya que la jubilación del galo no estaba muy lejos, a la vez que querían una imagen atractiva y potente para el mercado de Estados Unidos. En el punto de mira se puso Stan Smith, gracias a su representante.

Avance tecnológico

Las Stan Smith fueron las primeras zapatillas de tenis de cuero y con su inmaculado blanco, una hilera de boquetitos sustituía a las traficionales franjas. A través de su agente el jugador consiguió que se colocara en la lengüeta su cara, que hoy aún permanece, aunque curiosamente sin el bigote que tradicionalmente luce. Curioso resulta también que en las primeras zapatillas, llevaran su cara aún con el nombre de Haillet en uno de los laterales (durante dos años). Smith, que protagonizara míticos duelos con el rumano Ilia Nastase, se retiró en 1985 y lo lógico podría hubiera sido que con su retirada desaparecieran sus zapatillas. Pero no ha sido así. Las Adidas Nastase o Lendl, por ejemplo, no han gozado de esta longevidad. Sin embargo, las Adidas Stan Smith han vivido un 'renacimiento' y siguen siendo un cotizado objeto de deseo en el mercado de la moda.

Una resurrección milagro

Tal es el éxito que este año se esperan nuevas versiones que incrementen la familia Smith a límites más exclusivos. Incluso en los últimos premios de 'Footwearnews' celebrados al final de 2017, Smith recibió el premio Manolo Blanhik en reconocimento a su carrera. Era la segunda vez que conseguía uno de los prestigiosos premios, conocidos por algunos como los 'Oscar de los zapatos deportivos', ya que en 2014 obtuvo el galardón al zapato del año.

¿Y qué lo han llevado a lo más alto? Hasta llegar hasta donde están, al Olimpio de las zapatillas más codiciadas, tuvieron que darse diversas circunstancias. El hecho de que una legión de famosos las llevaran en alguna ocasión y la versatilidad que tienen a la hora de vestir con cualquier prenda han tenido su importancia. Además, su elegancia parece no tener discusión. El relanzamiento-estrategia de Adidas para impulsar un modelo que había ido a menos, también funcionó. En 2012, empezaron a escasear las zapatillas en las tiendas en Estados Unidos y a mediados de 2013 era difícil encontrarlas. Era fácil pensar que desaparecerían del mapa. Pero lejos de jubilarlas, los responsables de Adidas promovieron una resurrección a finales de ese año haciendo posible que importantes personalidades se pusieran modelos hechos expresamente con su cara en la lengüeta en lugar de la de Stan Smith. En septiembre de 2013, se podían ver en las redes las zapatillas con la cara de la famosa periodista Ellen Degeneres y otras personalidades y en noviembre de ese mismo año hubo un reportaje que sin duda supuso un antes y un después. La publicación en Vogue, de unas fotos de la supermodelo Gisele Bünchen desnuda con las Adidas Stan Smith como única prenda. De nuevo, una imagen icónica difícil de superar.

Poco después se lanzaron nuevas versiones del modelo en colores y texturas diferentes llegando incluso a diseñar diez pares el también cotizado rapero Pharrell Williams... El mito, el icono seguía creciendo. Después han venido muchos otros, actores, modelos... influencers.. combinándolos de muchas formas posibles. Y no parece que el fenómeno vaya a parar. De momento, sigue en el listado de las más emblemáticas de todos los tiempos y el tenista, casi sin hacer ruido, siendo nombrado con la compra de cada par de zapatillas que se venden por millones. Y quizá el porcentaje de los que no lo conozcan a él reduciéndose.

Temas

Tenis

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos