Siete secretos del sombrero más famoso del mundo

Puesto de sombreros Panamá en el Casco Antiguo de Ciudad de Panamá. /Galo Martín Aparicio
Puesto de sombreros Panamá en el Casco Antiguo de Ciudad de Panamá. / Galo Martín Aparicio

El Panamá no es un simple accesorio, por algo ostenta la calificación de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

En el armario de un amante de los sombreros no es difícil encontrar un Panamá. El famoso sombrero que no pasa de moda y otorga aire distinguido a quien lo luce tiene detrás una larga y curiosa historia. La sombrerera Estibalitz Diaz de Durana desentraña algunos de sus secretos.

1. Icono artesanal de Ecuador. Aunque se fabrica en diversos países de Sudamérica, el origen de este sombrero se sitúa en Ecuador. En este país se considera un icono artesanal y tiene la calificación otorgada por la Unesco de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad desde 2012. Las hebras con las que se confeccionan los auténticos sombreros Panamá se van dividiendo con la uña del dedo del artesano, por lo que el proceso es totalmente manual.

2. El secreto de su éxito. Los sombrereros afirman que la popularidad del Panamá se debe al fantástico material del que está hecho, denominado paja toquilla. La materia prima se obtiene de las hojas suaves y flexibles de una planta tipo palma de nombre Carludovica Palmata.

3. La finura de la hebra marca el precio. Distinguir si lo que llevamos encima de la cabeza es o no un modelo de calidad precisa de ciertos conocimientos de sombrerería. Para que no nos den gato por liebre, cuando tengamos la intención de comprar un buen sombrero Panamá, vale la pena dedicar un rato a observar su trama regular, palpar y disfrutar del tacto natural de la paja toquilla y por qué no, olerla. La variedad de precios entre los sombreros la marca la fineza de la hebra con la que se teje. Cuanto más fino es el tejido mayor es el tiempo de ejecución y por lo tanto el precio será más elevado.

Artesano de la Toquilla Andina, exportadores de sombreros Panamá.
Artesano de la Toquilla Andina, exportadores de sombreros Panamá.

4. Distintas calidades. Este tradicional sombrero de ala se clasifica en grados dependiendo de su calidad, es decir dependiendo del número de fibras por centímetro. A mayor grado mayor calidad. Un Panamá de grado medio (5) viene a necesitar entre una y dos semanas para ser tejido. Un grado 10, alrededor de un mes. Cuando el grado supera el 10 nos topamos con un sombrero excepcional. No todos los tejedores son aptos para su confección debido a la finura de la hebra.

5. Un Panamá de referencia. El sombrero Montecristi es uno de los sombreros Panamá más conocidos por ser de una calidad excepcional. Su trenzado es superfino. Su nombre le viene dado por el cantón de la provincia ecuatoriana donde se fabrica y donde los artesanos guardan con celo el secreto de su maestría. El precio de estos sombreros puede superar los 1.500 euros.

6. El nombre: un misterio sin resolver. No hay consenso sobre por qué y cuándo el sombrero ecuatoriano de paja toquilla pasó a llamarse 'Panama hat'. La historia más conocida otorga al presidente de EEUU Tehodore Roosevelt tamaña proeza. Eso sí, en versiones dispares. Se ha popularizado que durante la construcción del Canal de Panamá que une el mar Caribe y el Pacífico, el presidente norteamericano decidió importar miles de sombreros de Ecuador para proteger del sol a los deshidratados trabajadores, divulgando la prensa internacional del momento que el sombrero era originario de Panamá. Otras crónicas cuentan que fue el propio presidente quien lució el sombrero blanco con cinta negra que recibió como regalo durante la inauguración de la colosal infraestructura un caluroso 15 de agosto de 1914, asumiendo que era típico de las tierras que visitaba.

7. La forma de conservarlo. El sombrero Panamá es ligero y será la mejor opción para otorgar un aire distinguido a tus estilismos. Un buen sombrero también necesita sus cuidados para que puedas disfrutar de él mucho tiempo. Guárdalo en su caja sombrerera, evita pellizcar su copa para colocártelo o quitártelo, hazlo con la mano abierta en la base de la copa o del ala.

Para limpiarlo usa un paño humedecido en agua con un poco de jabón. Apuesta por los lienzos que no se enganchen y que no suelten pelusa, una toallita húmeda de bebés es una buena opción.

Temas

Moda

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos