Sergio Rodríguez: «Hay que tener muy claro a quién confías tu patrimonio»

Sergio Rodríguez: «Hay que tener muy claro a quién confías tu patrimonio»
Efe
La granizada

La barba más famosa del baloncesto español prepara el Europeo tras fichar por el CSKA. El Chacho es un tipo afable y familiar que aconseja a los deportistas de élite elegir muy bien a sus asesores fiscales «para estar tranquilo»

JOSEBA VÁZQUEZ

Ya ha vivido en lugares fríos, como Portland, pero ¿cómo va a sobrevivir un canario al duro invierno moscovita?

Aquel verano de...

2015, el nacimiento de Carmela y el oro continental en Lille. «El verano de mi vida sin duda fue cuando nació Carmela, el 22 de junio de 2015. Estuvimos tres o cuatro semanas con ella en casa; fue una experiencia maravillosa, de unión muy grande con mi mujer y la niña. Y después, deportivamente, ganamos el Europeo». En el álbum de honor del Chacho se mezclan lo personal y lo deportivo. «Es el verano del que mejor recuerdo tengo, aunque casi todos han sido muy bonitos: me casé en el de 2014 y con la selección hemos logrado buenos objetivos». ¿Se le avecina hermanito a Carmela? «Bueno, hemos estado esperando a concretar el futuro. Han sido unas semanas largas...».

– Más frío que en Portland he pasado este año en Filadelfia, y el año de Nueva York también. Es verdad que tendré que adaptarme a unas condiciones diferentes de vida por el frío que hace, por el tráfico en Moscú y demás, pero tengo muchas ganas de vivir la experiencia profesional y también personal con mi familia.

¿Tiene marcado en el calendario el día 19 de octubre?

– ¿Por? ¡Ah!, la segunda jornada de Euroliga en Madrid. Para mí la época en el Madrid ha sido muy especial. Poder jugar en él ha sido un sueño, y hacerlo de la manera en que lo he hecho, más todavía, porque nunca pude imaginar conseguir todas las cosas que he conseguido con el Real Madrid. Volver va a ser especial, claro.

¿Sabe alguna palabra en ruso?

– Pocas. En realidad, allí todos hablamos inglés, los jugadores, el entrenador y la gente de la organización. Pero en estos años me gustaría al menos llegar a entenderlo.

El contrato es de 2+1. Si cumple la tercera temporada llegará a ella con 34 años. ¿Hasta cuándo se ve jugando al máximo nivel?

– No lo sé. Voy a empezar mi decimocuarto año profesional y quiero vivir muy intensamente el día a día y disfrutarlo mucho, porque todo pasa muy rápido. Esta temporada es un gran reto para mí.

Va a ser uno de los jugadores mejor pagados en Europa.

– Sí, sí. Todo es importante al estudiar una propuesta, pero lo que tenía claro es que tenía que estar en posición de poder competir por todo, y eso el CSKA me lo da.

Y si estas condiciones se las hubiera ofrecido el Barcelona, máximo rival del Real Madrid...

– Bueno, circunstancias se han dado. Lo primero hubiera sido seguir en la NBA y, de volver a Europa, hacerlo a un equipo con aspiraciones y donde mi familia pudiera vivir experiencias nuevas.

Más rivalidades. ¿Se queda con el Estudiantes o el Real Madrid?

– Cada cosa tiene su momento. Estoy muy agradecido al Estudiantes, pero, como es lógico, me quedo con el Madrid, por todo lo que he conseguido y por lo bien que he estado. Siempre he sido aficionado del Real Madrid. Son muchas cosas que hacen que el sentimiento de arraigo sea más fuerte.

Ahora prepara el Eurobasket con la selección, con la que suma 128 partidos. ¿La obligación del campeón es revalidar el título?

– Más que obligación, es el objetivo. Y eso lo tiene todo el mundo claro aquí dentro. Hemos ganado tres de los cuatro últimos Europeos y tenemos equipo para repetirlo. Ahora bien, hay que trabajar mucho y tener suerte.

Una vida ordenada

Tres ligas, una Euroliga y cuatro Copas, un Mundial, un Eurobasket, otras dos medallas continentales y dos más en Juegos Olímpicos. 353 partidos en la NBA. ¿Cómo empezó todo?, ¿con sus padres, Sergio y Puchi, que también jugaron?, ¿con el técnico Pepe Luque en el colegio La Salle...?

– Un factor grande es el entorno. Me han ayudado mucho mis padres y Pepe los primeros años en Tenerife. Ahora mi mujer, Ana, que me motiva y me concentra. Y, después, la rutina, saber y conocer mi cabeza y mi cuerpo para poder prepararlos lo mejor posible para los momentos importantes. Llevar una vida ordenada.

Últimamente se le ve la barba más recortadita.

– Sí. Ahora la llevo un poco más perfilada y más corta. Es algo más cómodo, je, je.

¿El baloncesto sin riesgos en la cancha es menos divertido?

– Lo más divertido es ganar. Y para ello a veces hay que tomar riesgos.

Villar detenido, Rosell en la cárcel, Messi y Cristiano investigados... ¿Hay tanta suciedad en el deporte como parece?

– Me gusta opinar de las cosas que tengo claras. Este no es el caso y prefiero no hacerlo. Que la Justicia dictamine lo que deba.

Usted estará al día en sus obligaciones fiscales...

– Sí, claro. A veces es complicado porque nuestra formación no es la adecuada; lo dejamos en manos de nuestros asesores y abogados y lo importante es tener claro en quién confías tu patrimonio y tus inversiones para poder estar tranquilo con eso. Por muy encima que estemos, no reunimos capacidades para llevar los asuntos fiscales porque desde muy jóvenes estamos entregados a nuestra profesión. Tenemos que confiar en nuestros asesores y saber que tenemos la obligación de pagar.

Su suegro pertenece al PSOE alicantino, pero dicen que usted está más cerca de Podemos.

– Je, je. Bueno, tengo mi ideología y la tengo clara. Para mí es importante tener un seguimiento y saber lo que está pasando en la actualidad para tener una idea y poder decidir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos