Así nos pondremos en forma en 2018

El Foam Roller y el Fly Yoga se cuelan en la lista del American College of Sports and Medicine, que lidera el entrenamiento por intervalos o HIIT

Así nos pondremos en forma en 2018
Fotolia
Raquel Merino
RAQUEL MERINOMálaga

Con el roscón de Reyes acaban los excesos navideños y comienzan para muchos los propósitos de Año Nuevo, en el que no suele faltar el ferviente objetivo de ponerse en forma y librarse de los indeseados kilos de más. Como cada año, el American College of Sports and Medicine ha publicado los resultados de la encuesta realizada a unos 4.000 profesionales sobre las tendencias deportivas, en este caso, para el 2018.

En los primeros puestos se siguen manteniendo modalidades que se han convertido en 'gurú' para los amantes de la vida sana. Encabeza el ránking el entrenamiento por intervalos o HIIT, que consiste en combinar períodos cortos de alta intensidad (y por tanto anaeróbicos) con descansos breves de recuperación. Según los expertos, es ideal para mejorar la resistencia cardiovascular y quemar calorías.

Pasa del sexto al segundo puesto el entrenamiento en grupo y descienden al cuarto y quinto el entrenamiento con el peso corporal o calistenia y el entrenamiento de fuerza. El trabajo con el peso corporal es uno de los más baratos ya que no requiere de ningún material para practicarlo, aunque se ha extendido el uso de las bandas TRX para el entrenamiento en suspensión. La variedad de trabajos que se pueden realizar con TRX es muy numerosa. De hecho, cualquier músculo que se quiera trabajar tiene su correspondiente ejercicio en esta modalidad: flexiones, sentadillas, trabajo de dorsales, biceps, triceps, hombros, abdominales, etc . Los beneficios del entrenamiento con el peso corporal son la mejora de la fuerza y de la resistencia además de realizar un trabajo neurológico y motriz.

El yoga mantiene su popularidad.
El yoga mantiene su popularidad. / AP

En cuanto al entrenamiento de fuerza, englobaría lo que se conocen como ejercicios multiarticulares como press de banca, sentadillas, peso muerto, remo, press militar y dominadas. Aporta al cuerpo definición, forma y tonificación, además de lograr una mayor fuerza, aumentar la energía y mejorar el estado de ánimo. La quema de caloría se mantiene incluso 24 horas después de una sesión.

Adquiere igualmente importancia una variante del entrenamiento de fuerza que lleva años en los gimnasios, pero que parecer estar de nuevo en auge. Se trata de las clases colectivas en las que se trabaja con pesas, música y numerosas repeticiones. En algunos sitios se las llama de Strength y en otros de Body Pump.

Por su parte, el yoga sigue manteniendo un lugar destacado en la lista del American College of Sports and Medicine. Son muchos los gimnasios que ofertan esta disciplina como una modalidad deportiva más, que cultiva además del cuerpo, la mente y un modo de encontrar la quietud. Pero, además del yoga tradicional, están ganando adeptos otras variantes como el Fly yoga, que une los movimientos clásicos con otros de danza, gimnasia, incluso acrobacias. De este modo, se logra quemar más calorías.

Especial mención merecen otro tipo de ejercicios que han escalado puestos en la lista, como es el caso del Foam Roller , que el año pasado se encontraba en el puesto 20 y ha subido hasta el 15. El Roller se utiliza principalmente para recuperar y estirar los músculos tras el entrenamiento o incluso realizar estimulación miofascial y el alivio del punto gatillo. Sin embargo, en los últimos tiempos, este rodillo, habitualmente de PVC o espuma, se viene usando como una superficie inestable de apoyo (como el fitball) con el que trabajar todo el cuerpo.

El Strength o Body Pump vuelve a ganar adeptos.
El Strength o Body Pump vuelve a ganar adeptos. / SUR

Y al igual que ha ocurrido con el Strength o Body Pump, vuelve al ránking, después de un año fuera, el entrenamiento del core que, por lo general, incluye ejercicios de caderas, parte inferior de la espalda y el abdomen, que proporcionan soporte a la columna vertebral y el tórax. El ejercicio de los músculos centrales mejora la estabilidad general del tronco y lo transfiere a las extremidades, lo que ayuda a las actividades de la vida diaria y a la realización de varios deportes que requieren fuerza, velocidad y agilidad.

El fitness para mayores, el fitness funcional o el entrenamiento en circuito también han ganado protagonismo respecto a 2017, según la encuesta del American College of Sports and Medicine, así como los entrenadores personales ya sean de manera individual como en grupo.

El Ballet Fit se asienta con fuerza

Otra de las modalidades que algunos medios especializados apuntan como el deporte de moda para 2018 es el Ballet Fit. Tras preparar a la actriz Natalie Portman para la película 'Cisne Negro', la ex componente del Ballet de Nueva York Mary Helen Bowers creó su propia disciplina deportiva, el Beautiful Ballet, que combina la danza clásica con el fitness. A España, esta tendencia ha llegado de manos de entrenadoras como Gloria Morales bajo el nombre de Ballet Fit, en el que se aúnan ejercicios de barra, con el cardio ballet y el floor ballet (movimientos de ballet, yoga y pilates).

Además, uno de los alicientes del ballet que está haciendo que algunos gimnasios hayan optado por incluir una barra en sus instalaciones, son sus beneficios para la espalda y la corrección postural que muchas personas buscan en el ejercicio, de ahí el éxito de otras disciplinas como el pilates o el yoga.

Y si se practica correctamente, con el ballet también se mejoran los abdominales, el cuello, la cadera y los glúteos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos