¿Qué son y para qué sirven los componentes más populares de las cremas de belleza?

Micelas, urea, ácido hialurónico... ¿Te suenan? Son algunos de los compuestos químicos más conocidos que llevan las cremas que usamos a diario

¿Qué son y para qué sirven los componentes más populares de las cremas de belleza?
Agencias
ELENA PÉREZ

El negocio de la cosmética mueve millones de euros, la competencia es fuerte en el sector y las empresas saben que los consumidores usan la publicidad para guiarse en sus compras. Nos bombardean continúamente con nombres extravagantes como ácido glicólico, retinoles, coenzimas... Estos principios activos se anuncian como fórmulas mágicas que prometen hidratar, reafirmar, alisar, exfoliar o rejuvenecer. Hemos escuchado hablar de todos, pero lo importante es saber si funcionan y si son lo que nuestro tipo de piel necesita.

Enrique Herrera Acosta es dermatólogo en el Hospital Clínico de Málaga y explica la función principal de algunos de los componentes que tanto se han puesto de moda.

-Micelas: es un activo sin detergente; se usa para limpiar de forma suave la piel sin necesidad de jabón. Son muy adecuadas para desmquillar pieles sensibles.

- Ácido hialurónico: es un hidratante que está en la piel de forma natural. Genera elasticidad y volumen.

- Alantoína: esta sustancia es conocida también como 'baba de caracol'; tiene efecto hidratante y es un buen emoliente y cicatrizante.

- Vitamina C: aporta luminosidad a la piel. Es una sustancia aconsejable para aportar tersura.

- Ácido glicólico: indicado para producir una exfolación cutánea como un peeling; también puede generar mejorías sobre la arruga superficial. Funciona muy bien para cicatrices leves o pequeñas manchas. Es utilizado en productos para pieles con acné y también para la eliminación de pequeñas cicatrices.

- Ácido salicílico: tiene efecto queratolítico, es decir, ayuda a eliminar las conocidas células muertas. Es muy utilizado también para pieles con acné.

- Urea: es un hidratante, emoliente y queratolítico. Tiene como función eliminar durezas, callosidades y rugosidades.

- Glicerina: la mayoría de las cremas tienen este compuesto. Su función principal es hidratar.

- Q-10: componente cuya función principal es la hidratación y mejora de luminosidad de la piel, aunque depende de la concentración en la que se encuentre y con que otros compuestos se combine.

Enrique Herrera coincide en que todos estos componentes cumplen su función específica, pero siempre depende del nivel de concentración del compuesto en cada producto, una máxima en la que insiste el dermatólogo. «No hay una única crema que se adapte a todo tipo de pieles, además el estado de cada piel dependerá de muchos factores, como la propia genética, el abuso del tabaco, dormir bien o la exposición solar. Lo más importante para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel es utilizar una buena protección solar, asegura el experto.

Los productos de belleza se rigen también por modas. Hace años arrasaron los compuestos por aloe vera, baba de caracol o rosa mosqueta. Muchos llevan toda la vida utilizándose, pero cuando una marca los realza publicitariamente adquieren más prestigio.

El efecto científicamente probado y el efecto milagro

A nivel tópico, el efecto de cada crema dependerá de la concentración de solución que tenga, cuenta Herrera Acosta. «Hay que diferenciar entre un efecto científicamente probado, clínico y médico de un efecto que el paciente pueda llegar percibir. No es que estos componentes no funcionen, todos ellas son buenas sustancias para que estén presentes en una crema, pero de ahí a un efecto milagro...no», declara.

Consejos para el otoño

Y ahora que viene el otoño, el doctor Herrera explica que en esta época, la piel puede sufrir pequeñas lesiones leves como sequedad, labios agrietados, enrojecimiento o descamación; y sugiere hábitos básicos para cuidar la piel:

- Protegerla del sol: aunque esté nublado, llueva o sientas que el sol no calienta como en verano, recibes rayos UVA y UVB permanentemente. Por tanto, no salgas de casa sin protección solar, bastará con una crema hidratante que incorpore al menos 20 SPF

- Hidrátate: para combatir el fotoenvejecimiento que estos factores causan en la piel, las cremas con principios activos renovadores, como el ácido retinoico y sus derivados y los antioxidantes como la vitamina C son muy beneficiosas.

Fotos

Vídeos