Los zumos y smoothies ayudan a tomar las raciones recomendadas de frutas y verduras diarias.
Los zumos y smoothies ayudan a tomar las raciones recomendadas de frutas y verduras diarias.

Puesta a punto a base de zumos

  • nutrición

  • Una ayudita para combatir algunos problemas puntuales como la falta de energía o para broncearnos mejor

No son alimentos milagrosos, pero casi. Los zumos de frutas y verduras nos ayudan a mantener la salud, siempre tomados en el contexto de una dieta sana y equilibrada. Además, hay algunos que nos ayudan a prevenir o a combatir algunos trastornos puntuales, ya que cuando los problemas se alargan en el tiempo siempre hay que consultarlos con un médico y no taparlos con remedios caseros.

He aquí algunos de los más interesantes, todos ellos pertenecientes al libro 'Zumos para la salud. Consejos y recetas détox para purificar y fortalecer tu cuerpo', de Kara M.L. Rosen, editado por Lunwerg.

Para revitalizar. Especialmente útil tras haber hecho deporte, este zumo está repleto de proteínas y electrolitos, además de minerales como sodio, potasio y magnesio, que perdemos cuando sudamos. Las verduras ricas en clorofila ayudan eliminar cualquier ácido láctico acumulado.

Ingredientes: 3 tazones de acelgas, 3 tazones de lechuga romana, 2 tazones repletos de brócoli (floretes y tallos), 1 tazón de agua de coco, 1 cucharada de semillas de chía y una pizca de sal del Himalaya.

Purificante. Este zumo contiene hinojo y apio, alimentos ambos muy desintoxicantes, ideales para el tracto digestivo, pero además contiene una amplia gama de verduras y frutas ricas en antioxidantes y vitaminas. Eso sí, asegúrate de que el pimiento amarillo está lo suficientemente maduro para maximizar el contenido de vitamina C.

Ingredientes: 4 hojas de lechuga romana grandes, ½ pimiento amarillo (con núcleo y sin semillas), ½ tazón de col rizado, 1 manzana verde, 1 manzana roja dulce, ½ cabeza de hinojo, 4 tallos de apio, 1 tazón de espinacas, 2,5 cm de raíz de jengibre fresco (sin pelar), ¼ de limón (sin cáscara ni médula) y ½ pepino.

Para dormir mejor. Una excelente fuente de vitamina K y antioxidantes para tomar después de cenar y dormir mejor.

Ingredientes: 5 tazones de espinacas, 4 tazones de hojas de lechuga romana, 5 tazones de col rizada, 3 tazones de brócoli troceado (floretes y tallos), 1 tazón de perejil, 1 tazón de albahaca y 8 cucharadas de zumo de limón fresco. También se le puede añadir un chorrito de zumo de cereza.

Para bajar de peso y evitar los dulces. El pomelo ayuda a eliminar la grasa de tu cuerpo y el ácido oléico del aguacate sacia y equilibra los niveles de azúcar en sangre.

Ingredientes: 4-5 floretes de brócoli con sus tallos, 2 pomelos rosas (sin médula ni corteza), 2 zanahorias y ½ aguacate (desmenuzado y sin piel).

Un autobronceador. Un zumo cargado de carotenos que protegen del estrés oxidativo y ayudan a darle a la piel un saludable brillo.

Ingredientes: 3 zanahorias, 1 pimiento naranja sin corazón ni semillas y ½ melón sin piel y sin semillas.