10 consejos para mantener los pies calientes

10 consejos para mantener los pies calientes

  • podología

  • Una buena temperatura corporal empieza desde abajo. El frío constante en los pies puede ser síntoma de enfermedades graves que permanecen escondidas

En época de frío se hace necesario cuidar adecuadamente los pies, para que mantengan una temperatura idónea, que evitará la aparición de otras dolencias, como los dolorosos sabañones. También para poder detectar si, aun cuando deberían entrar en calor, los pies se mantienen helados, lo que podría esconder enfermedades más graves, como lupus, arterioesclerosis, fibromialgia o anemia, entre otros. Por ejemplo, en casos de neuropatía diabética (falta de sensibilidad en los pies), los síntomas suelen aparecer primero en los pies y, luego, en la parte inferior de las pierna.

El Colegio de Podólogos de la Comunidad Valenciana (ICOPCV) advierte que un frío continuo puede esconder el fenómeno de Reynaud, cuando las arterias de los dedos de los pies reaccionan exageradamente a las diferentes temperaturas, o arterioesclerosis, pues el colesterol que se encuentra en las arterias genera un estrechamiento de éstas y dificulta la llegada de la sangre a los mismos.

Cómo combatir el frío

Para mantener los pies calientes y, en caso necesario, saber detectar estas enfermedades, el ICOPCV recomienda:

1. Utilizar calcetines de fibras naturales como la lana y un buen calzado que no apriete, ya que si lo hiciera dificultaría la circulación y que los pies se calienten.

2. Evitar el calor de fuentes directas, ya que acercar los pies a la estufa o usar bolsas de agua caliente puede provocar la aparición de sabañones. Lo más recomendable es utilizar agua tibia.

3. Mantener los pies secos. La humedad del pie puede hacer que la sensación de frío sea mayor. En el caso de las personas que padecen un exceso de sudoración se aconseja cambiar los calcetines varias veces al día, utilizando preferentemente calcetines de materiales absorbentes como el algodón.

4. Si pasa mucho tiempo sentadas o paradas, mover las piernas para evitar problemas de circulación.

5. Incluir alimentos ricos en magnesio, calcio, vitaminas E, K y C. Junto a éstos, los productos picantes como la cayena, curry, canela, pimienta pueden aumentar la frecuencia cardíaca de forma que fluya más sangre a los pies.

6. Evitar los lácteos, ya que aumentan la sensación de frío, y la cafeína porque comprime los vasos sanguíneos.

7. Beber agua regularmente porque la deshidratación puede enfriar los pies.

8. Practicar la hidroterapia. Antes de ir a dormir se pueden remojar los pies con agua tibia o realizar baños de contraste agua fría y luego caliente porque activan la circulación del pie.

9. Frotar los pies con cualquier crema hidratante logrará que los pies se calienten y ayudará a mantener la nutrición de la piel, mejorando la circulación.

10. No fumar, porque la nicotina dificulta la circulación.