Diario Sur

Este cuento ayuda a los padres a contarles a sus hijos la verdad sobre sus orígenes.
Este cuento ayuda a los padres a contarles a sus hijos la verdad sobre sus orígenes.

Aumenta el número de niños nacidos por ovodonación

  • psicología

  • Los especialistas en fertilidad recomiendan hablar a los niños sobre sus orígenes, adaptando el mensaje en función de su edad

Cada vez es mayor el número de niños concebidos con la ayuda de la ovodonación, es decir, con un óvulo donado por otra mujer distinta a la que finalmente gesta.

Los especialistas recuerdan que a partir de los 35 años disminuye el número de óvulos así como su calidad. El aumento en la edad de maternidad hace que muchas mujeres en torno a los 40 años recurran a la donación de óvulos, ya que con sus propios óvulos no pueden concebir.

Una de las preguntas más frecuentes de los padres que recurren a la ovodonación es si deberían de contárselo a sus hijos. «Existe miedo al rechazo por parte de los hijos; que éste pueda sufrir una crisis del identidad; preocupación por el 'qué dirán' de las personas del entorno o incluso deseos por parte del niño de conocer a la donante», explican desde el centro Zygos, donde tratan a numerosos pacientes que plantean esta clase de dudas.

Los especialistas recomiendan contar al niño sus orígenes. «Desde que son pequeños se debe afrontar el tema con naturalidad y acorde a la edad. Antes de los 6 años, se les puede explicar que el óvulo (o el semen en el caso de donación de esperma) venía de otra mujer, pero que sus papás siguen siendo sus papás ya que mamá lo llevo en su vientre (esto suele ser lo que más interesa a los niños). A medida que crezcan, se pueden ofrecer explicaciones más técnicas y profundas en función de la capacidad e intereses del niño», comentan desde Zygos.

De esta forma, el niño desde pequeño conocerá su origen y lo asumirá con naturalidad y sin traumas. «Pensemos que resultaría peor que se enterara de mayor por terceras personas o por acontecimientos como por ejemplo una enfermedad que le obligara a investigar en los antecedentes clínicos familiares».

«Además, aunque en la donación de óvulos y semen se buscan características fenotípicas similares a la de los padres y la epigenética ha demostrado que la madre modifica el material genético del feto en las primeras semanas de gestación, siempre existirán diferencias físicas o en el carácter entre padres e hijo. Por tanto, es importante que el niño conozca el origen de estas diferencias y las entienda con naturalidad”», concluyen en Zygos.

Recursos que sirven de ayuda: Asociaciones de madres solteras por elección como Masola disponen de cuentos específicos para contarles a los niños su origen genético http://masola.org/madres-solteras-por-eleccion-y-decision/8040/