El peligroso gesto que los médicos aconsejan evitar al estornudar

El peligroso gesto que los médicos aconsejan evitar al estornudar

Contener totalmente un estornudo bloqueando la nariz y la boca puede causar un daño físico grave, advierten los doctores

A.N.

¿Estornudar con la nariz tapada y la boca cerrada? Para muchos es un tic. Un gesto mecánico que repiten impulsivamente cada vez que sienten ganas de estornudar. Por educación. Por buenas maneras. Algunos por pasar desapercibidos. El caso es que ahora un extraño caso ocurrido en Inglaterra ha hecho que los médicos vuelvan a poner el foco sobre esta práctica advirtiendo de que estornudar así no solo puede producir una perforación en la laringe, sino que puede acarrear complicaciones diversas que van desde pérdidas de audición hasta dolores de cabeza.

Las alarmas han saltado a raíz de un curioso suceso descrito hace unos días detalladamente en la revista científica BMJ Case Reports. La publicación -"un portal con gran volumen de casos médicos de todas las disciplinas para que los profesionales de la salud, los investigadores y otros colectivos puedan encontrar fácilmente información clínicamente importante sobre afecciones comunes y raras", según consta en su web- expone así el insólito cuadro médico de un hombre de 34 años que acabó perforándose la laringe cuando se tapó la nariz al estornudar. Al parecer, al cerrar la salida de aire y tener la boca cerrada el cuello de su garganta se inflamó y estalló por dentro. Como consecuencia de ello el paciente tuvo que ser trasladado de urgencia al hospital de Leicester.

Allí, cuando los facultativos del departamento de otorrinolaringología del hospital, el Royal Infirmary, lo examinaron apreciaron que tenía hinchazón y sensibilidad en la zona de la garganta y el cuello. Una radiografía confirmó que se filtraba aire de su tráquea hacia los tejidos blandos del cuello y de la espalda a través de una fisura. Los médicos tuvieron que alimentarlo con una sonda durante los siete días siguientes para lograr la sanación de dichos tejidos.

Imagen del caso contenida en el informe de la revista BMJ.
Imagen del caso contenida en el informe de la revista BMJ.

La represión del estornudo rompió tejidos de su garganta. Sin vía de escape, la presión del aire de los pulmones rasgó el tejido suave de la garganta. Ante los daños sufridos por dicho hombre, los autores del informe advierten que reprimir totalmente un estornudo puede causar lesiones en el oído o incluso provocar un aneurisma cerebral, que es una protuberancia o dilatación en un vaso sanguíneo en el cerebro que puede dar lugar a una hemorragia.

A través de los estornudos se pueden contagiar enfermedades, así que aunque no se debe contener los expertos recomiendan "recoger" el estornudo con un pañuelo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos