Leandro J. Martínez: «Estamos en un repunte de las enfermedades de transmisión sexual»

Leandro J. Martínez el director de dermatología del Hospital Regional. /FRAN ACEVEDO
Leandro J. Martínez el director de dermatología del Hospital Regional. / FRAN ACEVEDO

«Parece que ha habido una relajación y que se ha perdido el miedo que hubo al sida», asegura el presidente de la sección andaluza de la Academia Española de Dermatología y Venereología

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

El director de la unidad de gestión clínica de dermatología del Hospital Regional Carlos Haya, Leandro J. Martínez, ha sido nombrado recientemente presidente de la sección andaluza de la Academia Española de Dermatología y Venereología –en una reunión celebrada en Almería– para un periodo de mandato de cuatro años, una sección que cuenta en Andalucía con más de 350 dermatólogos asociados. En esta entrevista, Leandro J. Martínez alerta del incremento de los casos de cáncer de piel que está habiendo, un aumento que guarda una relación directa con tomar el sol de forma abusiva. «Protegerse de los rayos solares no consiste solo en ponerse una cremita», explica el presidente de la sección andaluza de la Academia Española de Dermatología y Venereología. Según dice este experto, la dermatología andaluza en general y la malagueña en particular gozan de muy buena salud.

¿Qué retos y objetivos se ha marcado para el mandato que acaba de comenzar?

–En la junta directiva somos 15 dermatólogos que representamos a todas las provincias de Andalucía. El principal reto es potenciar la dermatología andaluza tanto nacional como internacionalmente. Ya estamos muy bien situados en España; somos referente en muchas líneas de trabajo. También queremos acercarnos a la sociedad y que conozca que somos los especialistas de la piel sana y enferma.

«Ahora estamos viviendo una auténtica epidemia de cáncer de piel»

¿Cuál es el campo de actuación de los dermatólogos?

–Abarcamos todo lo que afecta a la piel, tanto en la parte de estética, que es una realidad que cada vez se demanda más, como de las enfermedades. Una gran epidemia que tenemos es el cáncer de piel. Lo positivo es que la mayoría de esos cánceres, con un adecuado diagnóstico precoz, tendrán un buen resultado. El melanoma es un cáncer muy letal, pero el basocelular lo solucionamos tanto de manera quirúrgica como no quirúrgica. El cáncer de piel es un auténtico reto al que se enfrenta el dermatólogo. Además, nos encargamos de atender procesos como la soriasis y la dermatitis atópica, por ejemplo.

También son especialistas en venereología. ¿Están controladas las enfermedades de transmisión sexual en España?

–En ese asunto parece que ha habido una relajación y que se ha pasado el miedo que hubo al sida. Se ha producido un repunte de las enfermedades de transmisión sexual. Principalmente está el condiloma (verrugas genitales) provocado por el virus del papiloma humano, pero también hay un aumento de sífilis y de procesos que casi estaban olvidados. En vez de ir hacia adelante vamos un pelín hacia atrás. Desde la sección andaluza que yo presido queremos trabajar mucho en la educación en hábitos saludables. Es necesario potenciar la prevención en la población, porque, por ejemplo, en el caso del cáncer de piel el diagnóstico precoz es sinónimo casi de curación. No solo hay que evitar las quemaduras del sol, sino acudir al dermatólogo si se observa que un lunar cambia de tamaño.

¿Es aceptable el número de especialistas en dermatología que hay en las plantillas de la sanidad pública andaluza?

–Hemos mirado el análisis de la situación actual y creemos que hay que tener una dotación mayor, lo que permitiría una mejor atención a la población, disminuiría las demoras y se daría un mejor servicio.

¿Y cuál es la situación de la dermatología en Málaga?

–Es una situación aceptable, pero como todo también podemos mejorarla con una mayor dotación de personal y de equipamiento, lo que se traduciría en una mejor respuesta a los pacientes. Hay que aspirar a potenciar lo que tenemos. Igual que digo que la dermatología andaluza goza de buena salud, la dermatología malagueña también y es un referente. Quiero dejar claro el alto nivel de la dermatología andaluza y de la malagueña. Es una dermatología de primera. Eso es bueno para todos. Para los dermatólogos y, sobre todo, para la población.

«La dermatología andaluza y la malagueña gozan de muy buena salud»

¿Cómo se encuentran las listas de espera en su especialidad? ¿Hay demoras elevadas?

–En el caso de las listas de espera quirúrgicas en el Hospital Regional Carlos Haya, que son las que conozco en primera persona, hemos trabajado mucho para reducirlas y para priorizarlas en beneficio de los enfermos. En el caso de pacientes con un melanoma, tenemos plazos mínimos, de menos de una semana, porque la rapidez garantiza que el pronóstico sea el mejor posible.

El melanoma es un cáncer de piel muy grave. ¿Cómo hay que abordarlo para hacerle frente?

–El melanoma hay que tomárselo muy en serio. En ese sentido, hay que tener mucho cuidado con exponerse al sol en exceso. Hay que mentalizarse para no quemarse. A mis pacientes les digo, como modo de prevención, que la piel envejece mucho más cuando hay exposiciones excesivas a los rayos solares. Las mujeres suelen hacer más casos que los hombres. El sol, que no hay que criminalizarlo, es imprescindible para la vida, pero hay que evitar los excesos.  El sol se asocia con el ocio y el bienestar. Ese hecho tiene mucho que ver con los cambio de vida que está habiendo. Ahora estamos viendo una auténtica epidemia de cáncer de piel, que principalmente está relacionada con tomar el sol de modo abusivo.

¿De qué modo hay que protegerse de los rayos solares?

–¡Ojo! Protegerse del sol no consiste solo en ponerse una cremita. Hay que ser conscientes de en qué momento del día hay más radiación y en esas horas evitar exponerse al sol y, además, utilizar gorras o sombreros e, incluso, gafas, porque los ojos también sufren mucho con el sol. Hay que utilizar cremas y sentido común. Esa es la mejor forma de que no se produzcan quemaduras y de prevenir la posible aparición del cáncer de piel.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos