Juan José Gómez Doblas: «La insuficiencia cardiaca es la única enfermedad del corazón que crece y no está controlada»

Juan José Gómez Doblas. /
Juan José Gómez Doblas.

El presidente de la Sociedad Andaluza de Cardiología y jefe de sección del Hospital Clínico Universitario detalla que esta patología guarda una estrecha relación con el progresivo envejecimiento de la población

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

La insuficiencia cardiaca, que está directamente relacionada con el progresivo envejecimiento de la población, es la única enfermedad cardiovascular que no está controlada y que sigue creciendo. Así lo dice en esta entrevista el presidente de la Sociedad Andaluza de Cardiología y jefe de sección de la unidad del corazón del Hospital Clínico Universitario, Juan José Gómez Doblas. Este centro hospitalario del SAS ha organizado una serie de actividades formativas y prácticas sobre esa patología cardiaca.

¿Qué actos ha organizado y lleva a cabo esta semana el Hospital Clínico Universitario?

–Con motivo del Día Europeo de la Insuficiencia Cardiaca, que se celebrará el 11 mayo, hemos programado una serie de actividades durante esta semana relacionadas con la promoción de la salud y con el impacto de la insuficiencia cardiaca. Nosotros nos hemos adherido a los actos organizados por la Sociedad Española de Cardiología. El viernes se iluminarán monumentos muy característicos de diversas ciudades. En el caso de Málaga, esa iluminación de color rojo se hará en la Farola.

¿Qué es la insuficiencia cardiaca?

–La insuficiencia cardiaca aparece cuando el corazón es incapaz de hacer su función normal. La consecuencia es que el paciente tiene dificultad para respirar y empieza a acumular líquido, con edema e hinchazón en las piernas y en la barriga.

¿A qué edad suele aparecer esa enfermedad del corazón?

–La insuficiencia cardiaca está asociada al envejecimiento. El año pasada, la edad media de las personas que ingresaron en el Hospital Clínico por esa enfermedad fue de 74 años.

¿Qué tipo de dolencias suelen provocar la insuficiencia cardiaca?

–Fundamentalmente, la patología isquémica (infarto), los problemas de las válvulas del corazón (valvulopatías), la hipertensión y algunas arritmias (fibrilación auricular).

¿Hay personas que son más propensas a sufrir esa clase de enfermedad del corazón?

–La insuficiencia cardiaca está relacionada con la edad, pero aumenta en personas que tienen un mal estilo de vida y cuyos riesgos de enfermedades cardiacas no están controlados: diabetes, obesidad, sedentarismo, alimentación inadecuada, consumo excesivo de sal, tabaquismo, etcétera.

¿El número de casos de esta patología es igual en hombres que en mujeres?

–La incidencia es mayor en las mujeres, porque ellas viven más tiempo. La prevalencia de la insuficiencia cardiaca en las pacientes que atendemos está en 77 años, mientras que en los hombres de es 70 años. Las causas que conducen a esa insuficiencia en los hombre se asocia fundamentalmente con la patología isquémica;en las mujeres se relaciona con la hipertensión y la diabetes, sobre todo.

¿Qué tratamientos se suelen aplicar para abordar esa enfermedad?

–Hay tres tipos de estrategias de tratamientos. Por un lado, está la alimentación, con una dieta sin sal, y hacer ejercicio de forma regular, si no está contraindicado. Por otro lado, hay dos grupos de fármacos: los que quitan los síntomas (los diuréticos, que hacen orinar), pero no mejoran la supervivencia, y luego están los que permiten que los pacientes vivan más años.

¿Hay que recurrir a algún tipo de intervención quirúrgica en los casos de insuficiencia más severa?

–En enfermos con una insuficiencia cardiaca muy avanzada se llevan a cabo procedimientos percutáneos, más que quirúrgicos, y utilizamos una especie de marcapasos especial que permite que el corazón se contraiga mejor. En otros pacientes aplicamos técnicas de reparación de válvulas.

¿La insuficiencia cardiaca es la patología del corazón más frecuente en estos momentos?

–No, lo más frecuente es la cardiopatía isquémica. El problema es que mientras que la cardiopatía isquémica va descendiendo, la insuficiencia cardiaca sigue aumentando y es la primera causa de ingresos hospitalarios por problemas cardiacos. El 4 por ciento de la población sufre insuficiencia cardiaca en sus distintos grados. Ese porcentaje en Andalucía y Málaga es algo mayor. Se producen de ocho a once ingresos por cada 10.000 pacientes.

¿Se puede hablar de que la insuficiencia cardiaca es una especie de epidemia del siglo XXI?

–Podría decirse que sí, porque es la única enfermedad cardiovascular que no estamos controlando y que está creciendo progresivamente más.

¿Y por qué hay más casos de esa enfermedad en Andalucía?

–Eso tiene mucho que ver con el nivel socioeconómico de la población. Además, en Andalucía continúa creciendo la prevalencia de obesidad y de diabetes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos