Un estudio del Hospital Clínico busca reducir el daño de la quimio y la radioterapia en pacientes con cáncer de colon

Miembros de Un Sí por la Vida, junto a profesionales del Hospital Clínico. /SUR
Miembros de Un Sí por la Vida, junto a profesionales del Hospital Clínico. / SUR

La investigación intenta contrarrestar el efecto de esos tratamientos en la flora intestinal de los enfermos

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

La quimioterapia y la radioterapia son tratamientos eficaces para combatir el cáncer colorrectal, pero también tienen efectos adversos para los pacientes. Entre ellos está que esas terapias afectan a las bacterias intestinales (microbiota) que protegen de muchas enfermedades y se encargan de evitar tanto la diarrea como el estreñimiento y logran un buen funcionamiento del intestino. Con la intención de contrarrestar la agresión que provocan la quimioterapia y la radioterapia en la flora intestinal, investigadores del Hospital Clínico Universitario llevan a cabo un estudio para saber qué bacterias intestinales son las perjudicadas y poder reemplazarlas por otras vivas (probióticos) para, de ese  modo, disminuir los efectos secundarios de los tratamientos (diarrea, estreñimiento o el factor inflamatorio en la sangre), explicó a este periódico el director de la unidad intercentros de endocrinología y nutrición de los hospitales Regional Carlos Haya y Clínico, Francisco Tinahones.

La investigación, liderada por el oncólogo Jaime Gómez Millán y por la endocrinóloga Isabel Queipo, la desarrollan las unidades de gestión clínica de endocrinología y oncología radioterápica y radiofísica hospitalaria del Clínico. El proyecto está financiado por el Instituto de Investigación Carlos III. En el estudio participan medio centenar de pacientes del hospital, reclutados desde 2015. El trabajo finalizará en 2019.

Asociación Un Sí por la Vida

Para financiar una subinvestigación del proyecto, el Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (Ibima) recibió ayer una aportación de la Asociación Un Sí por la Vida de Alhaurín el Grande. La donación tiene un importe de 1.623 euros, cantidad procedente de la recaudación de una de las últimas campañas solidarias en las que ha colaborado la asociación, cuyo objetivo es desarrollar iniciativas dirigidas a pacientes y familiares afectados por enfermedades oncológicas.

Miembros de Un Sí por la Vida, encabezados por su presidenta, Lina García Rueda, fueron recibidos ayer por el gerente del Hospital Clínico, José Antonio Medina; la directora de procesos y de la unidad de gestión clínica de oncología radioterápica y radiofísica hospitalaria, Yolanda Lupiáñez;la directora médica del centro hospitalario, Eva Fragero, y la directora de enfermería, Erika Montoro. También estuvieron presentes el director científico del Ibima, el mencionado Francisco Tinahones, y la coordinadora del área de Participación Ciudadana del Clínico, Concha de la Rubia.

Los visitantes acudieron a la unidad de oncología radioterápica, donde fueron recibidos por los citados Yolanda Lupiáñez y Gómez Millán, así como por Ana Otero e Isabel García del Río, especialistas que también participan en la investigación para hacer frente a los efectos adversos de la quimioterapia y la radioterapia en las bacterias intestinales. Los integrantes de la asociación que hizo la donación vieron, asimismo, el laboratorio de investigación biomédica, cuya actividad les fue explicada por el coordinador de esa área y biólogo molecular, Fernando Cardona, y por la referida Isabel Queipo, que hizo mención a los cambios en la flora intestinal de los pacientes con un cáncer colorrectal. También estuvo presente la técnica de laboratorio Alicia Céspedes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos