Diario Sur

Hallan un compuesto experimental que podría tratar el cáncer de mama más agresivo

Investigadores estudian muestras para predecir metástasis
Investigadores estudian muestras para predecir metástasis / Luis Ángel Gómez
  • Científicos españoles trabajan en un fármaco que, en sus primeros ensayos en ratones, ha mostrado buenos resultados contra los tumores triple negativo

  • Los mismos investigadores han identificado cuatro genes que pueden predecir las recaídas tras el tratamiento

Un proyecto dirigido por los doctores Alberto Ocaña (CHUA-Albacete) y Atanasio Pandiella (CIC-Salamanca) ha trabajado en un nuevo medicamento que "detiene la progresión del cáncer de mama más agresivo" y también ha descubierto cuatro genes que "están aumentados en cáncer, predicen una recaída de pacientes con esta enfermedad y una peor supervivencia".

Así lo ha señalado la Fundación Cris Contra el Cáncer, que reivindica la importancia de la investigación oncológica y que lleva cuatro años financiando estos trabajos en España con más de 200.000 euros.

Según la fundación, este proyecto, titulado 'Cómo combatir la resistencia a tratamientos antitumorales en cáncer de mama', se desarrolla de forma conjunta en la Unidad de Investigación de la Gerencia de Atención Integrada de Albacete y el Centro de Investigación de Salamanca y lo dirigen los doctores Alberto Ocaña (CHUA-Albacete) y Atanasio Pandiella (CIC-Salamanca).

Esta investigación, que ha hecho "grandes avances", se centra en identificar las causas por las que "muchas mujeres con tumores de mama tienen un pronóstico grave", y en buscar nuevas terapias que ayuden a combatirlo.

En esta línea de trabajo, los investigadores "acaban de descubrir, en estudios pre-clínicos, modelos de laboratorio, que un medicamento con distintos compuestos (bromodomain and extraterminal proteins, BET) disminuye los efectos de la quimioterapia y que otro, denominado 'mitharamycim', detiene la progresión del tumor triple negativo". Y el siguiente paso es comenzar un ensayo clínico con ambos, ha apuntado la fundación CRIS.

"Hacemos una investigación traslacional, es decir, que todos los hallazgos realizados tengan una utilidad rápida para los pacientes y resuelvan problemas clínicos existentes. Por ello, centramos nuestros esfuerzos en identificar perfiles de genes que podrían tener una recaída para darles el tratamiento más adecuado y, por otro lado, identificamos dianas o alteraciones moleculares para diseñar fármacos más eficaces", ha explicado el doctor Alberto Ocaña a través de la información de la fundación remitida a Europa Press.

Y, como ejemplo, ha dicho que la investigación ha descubierto que cuando los genes RAD51, GINS1, TRIP13 y MCM2 están aumentados en cáncer, "predicen una recaída de las pacientes y una peor supervivencia, y ahora estamos en la fase de buscar tratamientos adecuados para poner freno a esa recaída".

"Nuestra búsqueda es incansable ya que el arsenal de medicamentos para el tumor triple negativo es mínima, y hablamos de uno de los tumores más agresivos, lo sufren el 15 por ciento de las mujeres con cáncer de mama", ha añadido el doctor Atanasio Pandiella.

Así, "continuamente estamos probando fármacos para este tipo de cáncer que no sólo sean cada vez más eficaces, sino que tengan menos efectos secundarios", ha apuntado, al mismo tiempo que ha añadido que también han hallado que si la proteína metaloprecesa 13 está alterada, se produce metástasis de cáncer de mama. "Este conocimiento nos permitirá abordar estrategias más adecuadas para cada paciente", ha aseverado Pandiella.