¿Qué es el estramonio?

¿Qué es el estramonio?

Se trata de una planta venenosa que crece en espacios naturales y que, a partir de determinadas dosis, presenta efectos neurotóxicos

SURMálaga

Berenjena del diablo, higuera loca, manzana espinosa, belladona de pobre, hierba de los topos, hierba hedionda, higuera del infierno, higuera infernal... Son algunos de los muchos nombres por los que se conoce al estramonio (Datura stramonium). Se trata de una planta venenosa que crece en espacios naturales. A partir de determinadas dosis presenta efectos neurotóxicos. El consumo como estupefaciente suele hacerse mediante infusiones. Solo en pequeñas cantidades se puede usar con fines médicos para calmar el dolor o anestesiar. Las semillas son la parte más tóxica, ya que en determinadas cantidades pueden constituir una dosis letal. Su consumo como droga provoca delirio alucinatorio incontrolable durante horas, cuando no la muerte, puesto que es la más venenosa de todas las solanáceas.

El farmacólogo clínico del hospital madrileño de La Paz Alberto Borobia advierte del riesgo que supone el consumo en cualquier cantidad de estramonio, cuyos componentes, como la atropina, están también en las plantas belladona y altramuz, utilizadas en medicina. El estramonio, explica Borobia, es una planta que crece en países mediterráneos, cuya comercialización está prohibida en España.

Sus componentes, como la escopolamina, producen un cuadro «anticolinérgico», al igual que cuando se consumen semillas o hojas sin hervir de otras plantas o algunas setas. Actúan sobre el sistema nervioso central y periférico y el sistema cardiovascular, con síntomas como la dilatación de pupilas y visión borrosa, mareos, sequedad de mucosa, retención de orina, parálisis del intestino, y hasta convulsiones y alucinaciones sexuales y violentas en concentraciones muy altas y acabar en muerte.

«El riesgo del estramonio, igual que del resto de plantas, es que uno, cuando lo consume, no sabe la concentración que está tomando; las sustancias por sí, tomadas a las dosis no adecuadas, pueden producir la muerte», ha advertido. La mayoría de los fármacos, ha explicado, se obtienen del medio vegetal, lo que no quiere decir que se pueda tomar la hierba directamente porque primero hay que procesarla, aislar los componentes y preparar las dosis adecuadas a cada necesidad.

Desde la antigüedad el estramonio ha tenido usos mágicos. Las brujas y los chamanes se han valido de ella por sus efectos alucinógenos. Esta planta produce un estado de agitación al que le sigue una sensación de sueño para acabar teniendo una resaca parecida a la del alcohol y en muchos casos no se recuerda nada de lo vivido. Muy pequeñas cantidades bastan para inducir una intoxicación grave o mortal y la ingesta de cuatro o cinco gramos de hojas basta para matar a un niño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos