Esto es lo que debes hacer si te pica una abeja o una avispa

Te damos las pautas a seguir si recibes un aguijonazo

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

El clima cálido del verano andaluz es un caldo de cultivo propicio para los himenópteros (avispas y abejas). La consecuencia es que se registra un incremento de las picaduras de esos insectos. ¿Qué hay que hacer cuando se recibe el aguijonazo de una avispa o de una abeja?

1 Mantén la calma

En primer lugar, debe mantenerse la calma. Los nervios en esa situación solo acentúan el problema.

2 Saca el aguijón

A continuación, hay que sacar el aguijón para evitar que se expanda el veneno. Lo más recomendable es que la extracción la haga un profesional sanitario, porque se corre el riesgo, en caso de no realizarse bien, de meter más veneno en el cuerpo o extender la picadura por arrastre, explica Ignacio García Núñez, especialista en alergología del Hospital Quirón de Málaga. Otras fuentes indicaron que también se puede sacar el aguijón con la uña o con un objeto plano sin filo como una tarjeta de crédito. Nunca hay que apretar el aguijón para evitar que salga más veneno.

3 Aplica hielo

El siguiente paso es aplicar hielo en la zona afectada por la picadura. Lo mejor es introducir los cubitos en una toalla y poner esta sobre la picadura. El doctor García Núñez indica que la aplicación de barro en la piel disminuye el tamaño de la picadura, pero se corre el riesgo de que se produzca una infección. Por eso, es muy importante mantener limpia la herida. Para ello, lo mejor es lavarla con agua y jabón.

4 Antihistamínicos y antiinflamatorios

Para reducir el picor está indicado usar un antihistamínico y para aliviar el dolor y la inflamación se puede tomar un antiinflamatorio (paracetamol o ibuprofeno). Los corticoides orales o tópicos también son una opción eficaz, pero siempre bajo prescripción médica, señala el alergólogo García Nuñez.

5 Adrenalina para los alérgicos

Este especialista explica que en los casos de personas alérgicas al veneno que se inocula en el organismo con la picadura de avispas y abejas y que padecen una reacción moderada o grave, el uso de antoinyectores de adrenalina es el tratamiento que puede salvarles la vida. Una vez puesta esa inyección, el paciente debe acudir al servicio de urgencias más próximo.

6 Síntomas

Los síntomas que experimentan las personas alérgicas a los himenópteros tras una picadura son: dificultad para respirar, opresión en la garganta, problemas para hablar, náuseas o vómitos, ritmo cardiaco o pulso acelerado, piel con picazón severa, hormigueos, hinchazón o enrojecimiento y pérdida de conocimiento. Datos ofrecidos por la Sociedad Andaluza de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic) ponen de relieve que los cuadros alérgicos graves por reacción al veneno de avispas y abejas han crecido un 20 por ciento en los últimos diez años, al pasar del 32,6 por ciento en 2005 al 53 por ciento en 2015. En torno al tres por ciento de la población sufre reacciones alérgicas generalizadas tras la picadura de avispas y abejas. La tasa de mortalidad anual es de un 00,8 por ciento, lo que supone que tres o cuatro personas pueden fallecer por esa causa.

7 Evita los colores muy vivos y los perfumes.

La mejor forma de contrarrestar el riesgo de las picaduras de los himenópteros es la prevención. El doctor García Núñez recomienda, en el caso de las abejas, evitar vestirse con ropas de colores muy vivos (rojo, morado, amarillo, etcétera), ya que, como las flores, esos colores atraen a las abejas. Igualmente, hay que desechar el uso de perfumes.

8 No andes descalzo

La prevención de los aguijonazos de las avispas se consigue no dejando basura ni comida al aire libre (son insectos carnívoros). No hay que andar descalzo por el campo ni por zonas ajardinadas. Tampoco hay que introducir las manos en agujeros. Las avispas hacen sus nidos en dos lugares: el suelo (véspulas) y el aire (polistes).

9 Vacunarse

El alergólogo Ignacio García Núñez señala que en los casos de pacientes con cuadros generalizados (urticarias, anafilaxias), se plantea la posibilidad de la vacunación, que es el único tratamiento curativo con una efectividad cercana al 90-95 por ciento. Por otro lado, afirma que las personas con cuadros generalizados alérgicos a las picaduras de himenópteros deben ser adiestradas en el manejo de autoinyectores de adrenalina para su utilización en caso de una reacción moderada-grave, puesto que eso les salvará la vida si sufren nuevas picaduras.

Temas

Vacunas

Fotos

Vídeos