¿Qué hacer cuando tu hijo tiene varicela?

La varicela es una enfermedad vírica aguda bastante común/
La varicela es una enfermedad vírica aguda bastante común

En cuanto aparecen unos granitos salta la alarma de los padres. Descubre cómo hacer frente al virus

ABCMadrid

Gracias a la vacuna contra la varicela cada vez hay menos niños que contraen esta enfermedad y los que la contraen la pasan muy levemente. Si tus hijos han sido contagiados procura mantenerlos en un entorno calmado y hazles ver que es algo normal y natural, que no deben preocuparse porque pronto se curarán.

La varicela es una enfermedad vírica aguda bastante común, producida por el virus varicela–zoster. Es una enfermedad muy contagiosa que afecta sobre todo a los niños pequeños y se manifiesta en forma de granitos que parecen ampollas pequeñas rodeadas de un área de piel enrojecida. Si bien hay que saber, que durante el embarazo, los bebés suelen obtener anticuerpos frente a este virus, por lo que están inmunizados y es muy raro que adquieran la varicela durante su primer año de vida.

Síntomas más frecuentes

La incubación de esta enfermedad es de 14 a 16 días con síntomas como moqueo de nariz y tos. La mayoría de la gente mejora con sólo reposo como una simple gripe o catarro. Gracias a la vacuna de la varicela muchos niños nunca llegan a contraer esta enfermedad ya que son pocos los niños vacunados que se contagian y los que lo hacen tienen formas menos graves y se curan antes.

Los primeros síntomas son malestar general, dolor de cabeza, pérdida de apetito, en realidad los síntomas se manifiestan de forma muy parecida a un catarro. Al cabo de 24 o 36 horas aparece la erupción cutánea y las manchas aparecen en la boca y en la garganta causando dolor e irritación, más adelante se extiende al tórax y a la cara. A algunos niños les salen pocos granitos mientras que en otros casos están cubiertos de pies a cabeza. Transcurridos siete días, los granitos nuevos deberían dejar de salir.

La varicela es bastante contagiosa y la persona afectada es más contagiosa durante los primeros 2 a 5 días de enfermedad. Esto ocurre entre 1 y 2 días antes de que aparezca la erupción. Por eso, los niños no deben asistir al colegio al menos durante una semana desde la aparición del brote para prevenir contagios.

Consejos para tener menos picores

- Mantenle en un ambiente fresco ya que el calor hará que los granos piquen más. Si quieres puedes colocar a tu hijo un paño húmedo y fresco sobre los sitios que más le pique.

- Para no caer en la tentación y que no queden esas horribles marcas de por vida deberás cortarle bien las uñas.

- Dale un baño con agua tibia y añade un poco de avena al baño para atenuar sus picores.

- Aplica loción de calamina en las zonas que más le piquen.

- Un analgésico como por ejemplo el paracetamol le ayudará a encontrarse mejor pero esto siempre debe ser prescrito por un médico.

- Imprescindible que los niños no tomen aspirina porque puede provocar una enfermedad que es muy poco frecuente pero grave llamada síndrome de Reye.

- Los niños deben tomar gran cantidad de líquidos.

- Evita vestir a tus hijos con ropa áspera, especialmente lana.

Extraído de...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos