El bulo del forclorfenurón y las grietas de las sandías chinas que (no) provocan cáncer

SUR
B de Bulo

El origen de este mito comenzó en 2011 en China con unas supuestas sandías que explotaban solas por este elemento

SURMálaga

China, año 2011. Comienzan unas extrañas historias sobre sandías que estallaban sin motivo aparente, haciendo perder a los agricultores gran parte de sus cultivos. Investigaciones de las autoridades chinas corroboraron que las frutas contenían gran cantidad de una sustancia química denominada forclorfenurón, por lo que achacaron a esa hormona los sucesos con las sandías. A pesar de que otros tantos agricultores no habían usado este químico y habían perdido el cultivo de igual manera, se inició un despliegue de noticias que apuntaban al forclorfenurón como causa inequivoca de este hecho.

El origen de este bulo, que seguro has escuchado, comenzó con la tergiversación de las informaciones sobre las sandías chinas como informa el Diario El Comercio. ¿Alguien te ha enviado una noticia sobre la relación entre el forclorfenurón, las grietas de las sandías y el cáncer? Pues no. Nada es cierto. Según la base de datos de Pesticide Action Network, una coalición internacional de control de pesticidas y su toxicidad, no existe ninguna evidencia científica de que el forclorfenurón, sustancia química utilizada para aumentar el crecimiento y calidad de frutas y verduras, produzca cáncer.

Se cumplen casi cinco años desde que se comenzó a difundir este bulo que todavía crea alarmas puntuales entre la población. Un hecho del todo imposible porque además en España existe una regulación más estricta en cuanto al uso de pesticidas. Por si acaso quedaba alguna duda.

Fotos

Vídeos