Diario Sur

España es el país de Europa donde los adolescentes empiezan a fumar antes

Una adolescente fuma un cigarrillo
Una adolescente fuma un cigarrillo / Kike Taberner
  • El presidente del Grupo Español de Cáncer de Pulmón destaca que la edad de inicio es en torno a los 16 años, y que un tercio de los jóvenes entre 14 y 18 años lo hace

Expertos avisan de que España es el país de Europa donde los adolescentes empiezan a fumar antes, en torno a los 16 años según ha informado el presidente del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP), Mariano Provencio.

"Pese a que las políticas contra el tabaquismo de los últimos años han sido muy efectivas en la población adulta española, los jóvenes siguen siendo motivo de inquietud: un 33 por ciento de las chicas españolas entre 14 y 18 años fuma y un 29 por ciento de los chicos. Cifras que debemos rebajar", ha explicado.

El GECP ha lanzado una campaña para los escolares de 3 y 4 de la ESO que consiste en un concurso de spots de 30 segundos, titulado 'No dejes que el tabaco entre en tu vida', y que tiene como objetivo plasmar en lenguaje audiovisual la importancia de no consumir el primer cigarrillo. "Queremos informar y formar para que rechacen ese primer cigarrillo, el cigarrillo que les lleva a 'engancharse'. Queremos que sepan decir 'no' conscientes de todos los riesgos que implica", ha recalcado el secretario del GECP y jefe de Oncología del Hospital General de Alicante, Bartomeu Massuti.

Guía de recursos para el aula

Asimismo, los especialistas del Grupo también han elaborado una 'Guía de Recursos para el Aula', en la que se explica de manera didáctica la vinculación entre tabaco y cáncer de pulmón, un tumor desconocido para los jóvenes. "Pese a que es uno de los cánceres con mayor incidencia y mortalidad en España es el gran desconocido de los jóvenes. Sienten que a ellos este tipo de cosas no les afectan. Por eso hemos querido desmontar falsos mitos y que conozcan la realidad de este tumor, el más evitable y vinculado al tabaco", ha destacado el doctor Massuti.

Y es que, tal y como han alertado los expertos del GECP, las mayores tasas de mortalidad en cáncer de pulmón se manifiestan siempre unos 20 años después de que se produzcan los mayores picos de consumo de tabaco, de ahí la importancia de realizar campañas de prevención sobre públicos específicos, en concreto, sobre la población más joven.

"El cáncer de pulmón causa anualmente más de 17.000 muertes y cada año se detectan 20.000 nuevos casos. El consumo de tabaco es el principal factor de riesgo de esta enfermedad, ya que el 80 por ciento de estos tumores se deben a este hábito", ha zanjado el secretario del GECP.