¿A qué sabe el cosmos?

«La cocina es un arte para comer», afirma Carme Ruscadella, quien desgranó algunos detalles de su nuevo menú

V. N. JAIME SAN SEBASTIÁN.

Procedente de una familia agricultora y comerciante, la cocinera catalana Carme Ruscadella estudió el oficio de charcutería, además de comercio mercantil, y se incorporó al negocio familiar (una charcutería) junto a su marido. Enseguida incorporó una sección de platos caseros para llevar. Compró la torre de delante de su tienda para abrir junto a su marido Toni Balam, en julio de 1988, el restaurante Sant Pau de Sant Pol de Mar (Cataluña), en tres años consiguió su primera estrella de la Guía Michelín, en 1996 ganó la segunda y en 2006, la tercera.

En 2004 abrió un restaurante de cocina catalana en Tokio, también llamado Sant Pau. En la actualidad es la única mujer del mundo que posee siete estrellas de la Guía Michelín, tres por su restaurante Sant Pau en Sant Pol de Mar (Barcelona), dos por Moments, en Barcelona al frente de cuyas cocinas se encuentra su hijo Raül Balham y dos más por el restaurante Sant Pau en Tokio. Este año, Ruscadella se ha subido al escenario principal de San Sebastián Gastronomika para explicar los detalles del que será el nuevo menú de su restaurante.

«Está inspirado en el cosmos, los planetas, el universo. Comienza con un homenaje a Galileo Galilei, padre de la astronomía y la física moderna. Está lo salado y lo dulce en equilibrio y hemos procurado poner arte en cada plato porque, no lo olvidemos, la cocina es un arte para comer», dijo antes de mostrarse entusiasmada por estar entre la élite de la gastronomía india. «Las especias son como el perfume: realzan todo lo que has preparado sin ocultar sabores», subrayó en referencia al principal legado de esa cocina asiática al mundo.

Fotos

Vídeos