La Rioja acoge el nacimiento del Club de Amigos de Futuro en Español

LUIS JAVIER RUIZ

Logroño. Desde que a aquel buen monje le dio por 'traducir' a romance las partes de la liturgia que no acababa de comprender y anotarlas al margen de los grandes códices, ha pasado más de un milenio. Aquellos trazos embrionarios de lo que hoy es el español se han convertido en un idioma compartido por unos 550 millones de personas a ambos lados del Atlántico; en un idioma en expansión; en un idioma que gana constantemente hablantes; que se adapta a las peculiaridades de sus diferentes hábitats; que facilita las relaciones comerciales; que es prostituido para manipular la verdad y para crear las realidades paralelas de la postverdad. En un idioma, en definitiva, vivo. Con un futuro mucho más boyante que su enorme pasado.

Y ese idioma, el español, es el pilar sobre el que giran, un año más y ya van siete, las jornadas Futuro en Español que se desarrollan hasta este viernes en La Rioja. El estreno será esta mañana en el Monasterio de Yuso de San Millán de la Cogolla, a pocos centenares de metros de aquel 'scriptorium' del monje ilustrado. Allí dará sus primeros pasos el Club de Amigos de Futuro en Español, un foro que anima a una constante reflexión sobre el idioma y para incentivar el papel que juegan los medios de comunicación y los sistemas educativos y tecnológicos en la internacionalización del español.

Una veintena de personalidades, representantes de la cultura, la literatura, el periodismo, la empresa y la universidad de ambos lados del Atlántico, protagonizarán desde las 11 horas un diálogo sobre el buen uso, defensa y difusión de nuestro idioma y abordarán cuestiones como el posicionamiento del español en el contexto digital o las acciones que deberían adoptar las instituciones educativas para aumentar la influencia de nuestro idioma en la ciencia y tecnología, entre otros aspectos.

«Decía Pablo Neruda que el castellano fue el oro que los españoles dejaron en América desde 1492 y merece ser considerado en el valor que tiene», recuerda el director de Diario LA RIOJA, José Luis Prusén.

La puesta en marcha de este órgano coincide en el tiempo con el vigésimo aniversario de la declaración de los Monasterios de Suso y Yuso de San Millán de la Cogolla como Patrimonio de la Humanidad por razones históricas, artísticas, religiosas, lingüísticas y literarias y la creación de la Fundación San Millán, como entidad impulsora de la actividad cultural de investigadora en torno al español.

Fotos

Vídeos