Así quedaría tu ciudad si cayera en ella una bomba nuclear como la de Hiroshima

Imagen de una explosión nuclear./SUR
Imagen de una explosión nuclear. / SUR

Una aplicación permite conocer las consecuencias de una explosión similar en cualquier parte del mundo

Jon Sedano
JON SEDANOMálaga

El 6 de agosto de 1945 el ejército estadounidense lanzó una bomba nuclear sobre la ciudad nipona de Hiroshima, algo que repetiría tres días después en Nagasaki. Tenía nombre propio, Little Boy (Niño pequeño) y mató a cerca de 140.000 personas. Su detonación, de 13 kilotones, se dio a 580 metros de altura. Diferente a todas las bombas anteriores, la mezcla de rayos de calor, explosión y radiación destruyó de forma instantánea todo su entorno. Pero, ¿qué podría hacer en la actualidad una bomba similar a la de Hiroshima?

Gracias a una aplicación basada en Google Maps que ha desarrollado la organización sin ánimo de lucro PRI (Public Radio International), se pueden conocer las consecuencias de la detonación de una bomba similar a la de Hiroshima en cualquier parte del mundo.

Solo hay que introducir el nombre de una población y marcarla para que el mapa interactivo muestre el radio de destrucción, situado en unos 19 kilómetros (12 millas), así cómo la explicación de sus parámetros, que se dividen de la siguiente manera:

Dentro de 0,5 millas (8 kilómetros): el 90% de las personas mueren por el intenso fuego y la explosión. Las mujeres embarazadas que sobreviven experimentarán un aborto espontáneo debido a la radiación.

Dentro de 1 milla (1,6 kilómetros): el 70% de las personas mueren por el intenso fuego y la explosión. Todo lo que hay dentro de esta distancia queda completamente destruido debido al fuego y a la explosión en la Zona cero.

Dentro de 3 millas (4,8 kilómetros): los edificios dentro de esta distancia son destruidos de forma severa por el fuego que se extiende desde la Zona cero.

Dentro de 12 millas (19,3 kilómetros): la estructura de los edificios permanece intacta, pero las ventanas pueden romperse.

Teniendo en cuenta estos parámetros, hay ciudades de España que se perderían por completo. Por ejemplo, lo que se conoce como El Gran Bilbao (la capital y las ciudades colindantes) quedaría totalmente dentro de la franja de 19,3 kilómetros, mientras que el centro de la ciudad pasaría a estar destruido.

Consecuencias de la explosión nuclear en Bilbao.
Consecuencias de la explosión nuclear en Bilbao. / PRI

La ciudad de Reus desaparecería prácticamente del mapa, afectando el rango de acción a todos los pueblos de su alrededor, como Tarragona o Vilaseca, quedando este último en el margen de la zona de destrucción de edificios.

Consecuencias de la explosión nuclear en Reus.
Consecuencias de la explosión nuclear en Reus. / PRI

Toledo dejaría de existir. El centro quedaría completamente dentro de la Zona cero, mientras que el rango de 1,6 kilómetros que mataría al 70% de la población anegaría el resto de la ciudad, destruyendo los edificiones de las inmediaciones.

Consecuencias de la explosión nuclear en Toledo.
Consecuencias de la explosión nuclear en Toledo. / PRI

En el caso de Málaga, si la bomba cayera en la capital, su radio de acción erradicaría a la mayoría de personas del centro, mientras que todos los edificios de la ciudad, salvo los de Puerto de la Torre o El Palo quedarían destruidos. Aun así, los efectos de la bomba se sentirían incluso en Alhaurín de la Torre, Cártama, Benalmádena y Torre de Benagalbón.

Consecuencias de la explosión nuclear en Málaga.
Consecuencias de la explosión nuclear en Málaga. / PRI

Asimismo, tampoco hay que olvidar que la radiación que emitió la bomba de Hiroshima acarreó consecuencias directas en la población que sobrevivió a la explosión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos