¿Puedo conducir en chanclas?

Llevar este calzado no está prohibido expresamente, aunque se puede multar por ello

Alvaro Frías
ALVARO FRÍAS

Una calurosa mañana de verano. El sol aprieta desde primera hora y el coche está cargado de maletas. Las playas, las risas y todos esos buenos momentos quedan grabados a fuego en la memoria tras un inolvidable viaje en la mejor compañía. Pero toca esa siempre triste despedida. La vuelta, esta vez, es por carretera, pero antes de salir se escucha una consejo: «No vayas a conducir en chanclas, que te multan».

¿Pero es esto cierto? ¿Se puede poner una persona al volante de un vehículo con este calzado o no está permitido en la normativa? Desde la Oficina Periférica de Comunicación de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil aclaran todas las dudas al respecto. La respuesta es muy clara: «Conducir en chanclas no está prohibido». Al respecto, explican que no se trata de un hecho que se encuentre expresamente prohibido en el Reglamento General de Circulación, ya que no está recogido como tal. «No hay ningún artículo de esta normativa en la que se diga que no se puede conducir en chanclas», afirman.

Pese a ello, desde la oficina de la periférica de comunicación aprovechan para precisar a los conductores que un agente podría multar a una persona que lleve este calzado.

Desde la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil recuerdan que en el artículo 18 del citado reglamento se indica que el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, que garantice su seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía, entre otros aspectos.

Es por ello que, si un agente observa que el hecho de llevar chanclas dificulta la conducción de la persona que se encuentra al volante del vehículo y circula de una forma en la que no garantiza su seguridad ni la de las otras personas, sí podría sancionarle. «Por ejemplo, si se le engancha la chancla al pedal constantemente y da trompicones», apuntan.

Si se diese este caso, desde la Guardia Civil de Tráfico aseguran que se trataría de una infracción leve, aunque podría convertirse en una de tipo grave si se dan ciertas circunstancias. Así, en el concepto base, la multa lleva aparejada una sanción económica de 80 euros, aunque no la retirada de puntos del carné de conducir.

Ir descalzo

Otro de los casos que suele darse en los meses de verano, es que el conductor del vehículo se ponga al volante sin llevar ningún tipo de calzado. En este caso, la situación es la misma que si el usuario utiliza chanclas al circular, ya que no está expresamente prohibido pero también podría ser sancionable si se incumple el artículo 18 del Reglamento General de Circulación.

Finalmente, desde la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil insisten en que lo realmente aconsejable para los usuarios de las carreteras es conducir con un calzado adecuado. Al respecto, señalan que debería ser uno de tipo ergonómico y que tenga una superficie dura en la base del pie, para garantizar así una mayor seguridad del conductor y de los otros usuarios de la carretera. De esta forma el camino de vuelta será más seguro y ese inolvidable viaje en la mejor compañía no podrá más que repetirse.

Fotos

Vídeos