¿Cómo puedes demostrar que un décimo de Lotería perdido es tuyo?

¿Cómo puedes demostrar que un décimo de Lotería perdido es tuyo?

Hay que seguir una serie de consejos para tener pruebas en el caso de pérdida o robo de un boleto premiado

Ester Requena
ESTER REQUENA

La historia de la mujer que se encontró un décimo premiado con 125.000 euros de la Lotería de Navidad y lo entregó a la Policía ha sido una de las más llamativas estos días. En especial, porque si el Ayuntamiento de Santander no halla a su verdadero dueño, la señora cobrará el dinero dentro de dos años. Pero, ¿cómo se puede probar que el décimo es de uno?

Por precaución, los expertos de Legálitas aconsejan que siempre que compremos un décimo de Lotería es recomendable hacerle una fotocopia o una fotografía para así poder tener el número de serie y fracción en caso de pérdida o robo. Pero también no está de más firmar y anotar el DNI en el reverso del boleto. Una vez que nos demos cuenta que no tenemos el décimo, hay que denunciarlo ante la Policía, Guardia Civil o el Juzgado de Guardia a ser posible, antes del sorteo aportando todas las pruebas que tengamos. Una vez puesta la denuncia, hay que notificárselo a la Asesoría Jurídica de Loterías y Apuestas del Estado.

Si el premio es menor a los 2.500 euros normalmente los cheques son al portador en cualquier administració, con lo que no queda registrado quién lo ha canjeado. Si tocan más de 5.000 euros, para cobrarlo hay que presentar el DNI lo que ayudaría a que si alguien intenta cambiar un décimo que previamente ha sido denunciado por robo o por pérdida se tendrían ya sus datos. Sin embargo, antes de que esto ocurra, una vez conocido que el número ha sido premiado, lo mejor pasa por acudir al juzgado con la denuncia para que se ordene la paralización del pago y, una vez lograda, comunicárselo a Loterías y Apuestas del Estado.

Hay que tener en cuenta que en un juicio una foto de Whatsapp podría demostrar que es nuestro décimo, como detallan desde Legálitas. Pero también en un juicio se podría aportar testigos, como el lotero que vendió el décimo o algún testigo que recuerde habernos visto el boleto.

En el caso de la persona que se lo encuentra y que lo entrega para que le sea devuelto a su propietario, como ha ocurrido en Santader, la chica recibiría "la vigésima parte" del premio, según estipula el artículo 616 del Codigo Civil. Si pasamos dos años no hubiese aparecido el propietario, de ella sería el premio total.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos