¿Te pueden multar por conducir con el codo fuera?

¿Te pueden multar por conducir con el codo fuera?

El reglamento de circulación establece que el conductor de un vehículo está «obligado a mantener su propia libertad de movimientos, que garantice su seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía»

Almudena Nogués
ALMUDENA NOGUÉSMálaga

¿Me pueden multar por conducir con el codo fuera? Puede que alguna vez te haya surgido la duda. Y es que cuando nos ponemos al volante en ocasiones no somos conscientes de que ciertas malas prácticas o posturas inadecuadas pueden poner en riesgo nuestra seguridad y, por ende, ser sancionables. Así, maquillarse, comer, beber, conducir en chanclas o descalzo, ir sin camiseta o sacar el codo por la ventanilla puede acarrear una multa, como recuerdan desde la propia Dirección General de Tráfico en su revista oficial.

Eso sí, matizan: «La realidad es que por sí mismas no lo son, pero pueden llegar a serlo si ponen en peligro la seguridad de la vía», aclaran. Al respecto, remiten al contenido de la propia legislación. En concreto, a varios artículos del Reglamento General de Circulación:

-Artículo 18.1. Señala que el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente en la conducción; así como cuidar la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados.

- Artículo 17.1. Establece que los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos.

- Artículo 3.1. Hace referencia a la forma de conducción, que debe hacerse con la diligencia y precaución cecesarias para evitar todo daño, propio o ajeno; y prohibe terminantemente conducir de modo negligente o temerario.

«Según estos artículos estas conductas no son una infracción al Reglamento por si mismas, pero serán constitutivas de infracción cuando impidan la libertad de movimientos del conductor, el control del vehículo o generen peligro para el conductor o para el resto de usuarios de la vía», explican desde la citada publicación especializada. En caso de detectar una actitud peligrosa, pues, los agentes de la autoridad pueden denunciar los hechos. «Pero es importante señalar que la denuncia se produce no por comer, beber, ir descalzo..., sino porque esa actividad concreta ha afectado a la seguridad de la conducción« insisten desde la Unidad de Ordenación Normativa de la Dirección General de Tráfico. »Sin olvidar que el sentido común nos dice que no usar camiseta podría producir heridas en caso de activarse el cinturón de seguirdad y no llevar zapatos hará más difícil el manejo de los pedales«, añaden.

Prácticas que sí son una infracción

Aclarado lo anterior, desde la DGT recuerdan que hay otros comportamientos muy habituales que sí infringen la normativa de tráfico, por estar expresamente tipificadas en la Ley, y que quizás desconozcas:

- Lanzar desde un vehículo objetos que puedan producir incencios, accidentes de circulación u obstaculiar la libre circulación.

- No llevar la documentación del conductor o vehículo.

- Conducir con cualquier tipo de casco de audio o auricular.

No circular por el carril derecho de una vía con varios carriles de circualción por sentido, sin motivo justificado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos