Pizza y tarta para los 81 de Francisco

El Papa sopla, ayer, junto a un grupo de niños, la vela que preside una pizza de cuatro metros. :: AFP/
El Papa sopla, ayer, junto a un grupo de niños, la vela que preside una pizza de cuatro metros. :: AFP

El Papa festeja su cumpleaños con familias desfavorecidas de Roma y reclamando la liberación de religiosas secuestradas en Nigeria

Á. SOTO

Antes, los papas no solían celebrar los cumpleaños porque preferían conmemorar sus onomásticas. Pero como en tantas otras cosas, Francisco ha roto con los cánones establecidos, así que cada 17 de diciembre, desde 2013, el Vaticano homenajea al Pontífice argentino, que ayer llegó a los 81 años. Unas 25.000 personas cantaron el 'Cumpleaños feliz' en italiano en la Plaza de San Pedro después del Ángelus.

En el Vaticano, todo se hace al estilo Francisco, incluidas las celebraciones: con alegría, obviamente, pero también de un modo comprometido. Ayer, Francisco pasó las primeras horas del día con los niños del Dispensario Pediátrico Santa Marta, un centro que atiende a familias con dificultades. Allí, pidió que los más pequeños vivan «con alegría» y que, además, hablen con sus abuelos y con los ancianos. «Por favor, que no sean niños desarraigados, sin memoria de un pueblo, sin memoria de la fe, sin memoria de las muchas cosas bellas que ha hecho la historia. Sin memoria, no hay valores», proclamó. En ese momento llegó la primera sorpresa. Un grupo de 'bambini' le llevó un globo con forma de 81 y una pizza de cuatro metros de longitud con una vela que el Papa y los niños soplaron a la vez. Después de bendecirlos, Francisco fue a la plaza de San Pedro, donde se dirigió a los fieles y recordó a seis religiosas secuestradas en Nigeria.

Para más tarde quedó el momento de la tarta, elaborada por una pastelería cercana al Vaticano y que decoró el 'grafitero' romano Maupal, que dibujó a Francisco cargando con un planeta destrozado, en una mano una maleta con la palabra 'valores' y en la otra una bufanda roja y azul, los colores del equipo del Papa, el San Lorenzo de Almagro.

Los actos del cumpleaños del Pontífice, sin embargo, comenzaron el sábado. Estudiantes de gastronomía organizaron una comida a la que invitaron a personas desfavorecidas de Roma bajo el lema 'Felicidades, papa Francisco'. Y es que la vertiente solidaria es la más importante para el sumo pontífice.

Así, en 2013, el primer cumpleaños que celebró como cabeza de la Iglesia, Francisco invitó a la misa en la Capilla de la Casa de Santa Marta a un grupo de 'sin techo', que desayunaron con él. En 2014, un tango con cientos de bailarines en la Plaza de San Pedro sirvió como felicitación al Pontífice. En 2015 lo celebró con un grupo de jóvenes de Acción Católica y en 2016 volvió a desayunar en Santa Marta con indigentes.

Entre los que ayer felicitaron a Francisco estuvieron el presidente italiano, Sergio Mattarella, que agradeció al Papa que siempre ponga «en el centro de la política a las personas y a la familia», y la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi. El diario del Vaticano, 'L'Osservatore Romano', usó la fórmula en latín 'ad multos annos' (por muchos años) para acordarse de Francisco y la Secretaría de Comunicación lanzó un 'Feliz Cumpleaños' en seis idiomas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos