Un estudio de científicos japoneses asegura que las patatas del McDonald's contienen un remedio contra la calvicie

Un estudio de científicos japoneses asegura que las patatas del McDonald's contienen un remedio contra la calvicie

Científicos japoneses aseguran haber logrado regenerar el cabello en ratones utilizando una innovadora técnica ligada a esta comida rápida

SUR

Científicos japoneses han encontrado una relación directa entre las patatas fritas de McDonald’s y el crecimiento del cabello. Un equipo de investigadores de la Universidad de Yokohama ha analizado la composición de las patatas y ha llegado a unas curiosas conclusiones, recogidas en la publicación especializada 'Biomaterials'. El secreto está en el dimetilpolisiloxano que la empresa utiliza para freír. Esta sustancia, agregada a otros componentes, serviría para producir en masa “gérmenes de folículo piloso” que se podrían injertar posteriormente en el cuero cabelludo.

El dimetilpolisiloxano se utiliza por razones de seguridad para evitar que el aceite de cocina forme espuma. El profesor Junji Fukuda, de la Universidad Nacional de Yokohama, ha explicado que este producto permite una buena circulación del oxígeno: «Utilizamos dimetilpolisiloxano (PDMS) en el fondo de un vaso de cultivo y funcionó muy bien». Cuando los cientificos transplantaron esos folículos en los ratones estos no generaron rechazo y al poco tiempo desarrollaron pelo en cantidades generosas. «Este hallazgo facilitó la preparación a gran escala de aproximadamente 5.000 HFGs en un chip de 'microrecipientes' de silicona permeables al oxígeno», ha detallado el citado doctor. «Los HFGs se encapsularon en un hidrogel y se trasplantaron simultáneamente en la piel de la espalda de los ratones desnudos para preservar sus espacios intermedios, lo que dio como resultado la generación de folículos pilosos espacialmente alineados. Este enfoque es una estrategia prometedora para mejorar las técnicas actuales de regeneración capilar», ha añadido en la publicación que recoge sus llamativas conclusiones.

Eso sí, si bien el producto químico aparentemente fue útil para el experimento, obviamente no desencadena en sí mismo el crecimiento del cabello. Por lo tanto, que nadie piense que comer patatas fritas del McDonald’s le va a hacer crecer el cabello. Aún así, el equipo de Fukuda tiene la esperanza de que este método pueda ser utilizado para tratar la pérdida de cabello en humanos. “Es un método simple y muy sólido y prometedor”, advierten.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos