Mi red es particular

No todo internet es YouTube y Facebook. Los fanáticos de los gatos, la cerveza o el karaoke encuentran redes sociales específicas para sus obsesiones

MIKEL FONSECA

Internet lo ha cambiado todo. El muro de Facebook se ha convertido en la nueva plaza del barrio, donde se coincide con las amistades para enterarse de sus novedades; Twitter es el homólogo digital de la barra de un bar, donde cada uno tiene la fórmula perfecta para arreglar el mundo; y unos buenos contactos en LinkedIn pueden ser más valiosos que un currículum desbordante de títulos. Pero, al margen de estos foros multitudinarios y para todos los públicos, internet es un medio de comunicación y un refugio en el que cualquier aficionado, por raro que sea su ‘hobby’, descubre que no está solo.

Doggy Talky Hazte ‘community manager’ de tu perro

Puede que el 'smartphone' se haya convertido en el mejor amigo del hombre, pero los perros siguen ocupando la primera posición en el corazón de muchas personas. Para ellos existe esta red de origen catalán, que ya suma 20.000 usuarios en todo el planeta, y que propone a los dueños convertirse en el ‘community manager’ de sus mascotas. Se pueden subir fotos del animal y redactar una pequeña descripción, y gracias a su chat público descubrir a otros amantes de los canes que vivan cerca para quedar con ellos y pasearlos. Incluye funciones añadidas como un mapa con los veterinarios más próximos.

Hashcats Pura competición minina

No contentos con aparecer cada dos por tres en un email o un whatsapp humano, los gatos también tienen su propia red, que de social tiene lo mismo que sus habitantes. Si la app anterior tenía como objetivo conocer a otros amantes de los perros, el único propósito de Hashcats es alimentar el ego gatuno. Empareja fotos más o menos similares de ejemplares y se las muestra al usuario, que debe elegir cuál es más adorable con sus likes. Pura competición.

Between Para conectar con ‘esa’ persona en particular

El objetivo de esta red no es conectar con el máximo número de individuos, sino con ‘ese’ en particular. Diseñada especialmente para parejas sentimentales, aunque no necesariamente, permite compartir fotos, hacer planes, marcar fechas especiales en el calendario y chatear. Todas las funciones de una red social al uso, pero en un ‘petit comité’ reducidísimo.

Vivino App de cabecera para los amantes del vino

Tiene algunas funciones típicas de red social, pero donde brilla especialmente es en su enorme catálogo de vinos, que permite reconocer cualquier caldo con una simple fotografía a la etiqueta de la botella. Ofrece una completa información sobre cada vino, su precio y una valoración media en función de las recomendaciones de los usuarios. Wineadvisor es una opción parecida, pero más enfocada al público anglosajón.

Untappd La cerveza, entre desafíos y recompensas

Similar a la anterior, pero con cerveza. Cuenta con una potente base de datos, funciones sociales desenfadadas–enviar brindis a los amigos en vez de ‘me gusta’– y un curioso sistema de recompensas que premia con medallas a los usuarios que superen sus desafíos etílicos, como probar cinco cervezas de distintos países o visitar el mismo bar todos los días de la semana.

Twitch.tv Un reducto para fanáticos de los juegos

Si le sale un niño que quiere ser ‘youtuber’, Twitch.tv es su Champions League. Con 55 millones de espectadores mensuales, en esta red propiedad de Amazon se retransmiten en directo y durante las 24 horas partidas de todo tipo de videojuegos, tanto estrenos como clásicos añejos, para un usuario o para cien. Sus jugadores son desde amateurs domésticos hasta profesionales de los deportes electrónicos en medio de un torneo internacional. Tiene un chat abierto para que la audiencia se comunique con los ‘retransmisores’ y entre sí. Pero, ¡ojo!, por su naturaleza y su público, suele estar poblado de insultos y discusiones.

Prisioninmates Una ventana para los que están entre rejas

De momento, reservada exclusivamente para presidiarios norteamericanos, esta red permite contactar con y entre reclusos. Incluso se compromete a redactar y entregar en mano los mensajes a aquellos internos que, por su tipo de pena, no tengan acceso a internet. El perfil de los usuarios incluye la condena y una autopresentación del reo. Ya ha puesto en contacto a 3.000 presidiarios, y tiene una sección donde pueden compartir sus cuadros y poemas con el exterior.

Mayfeelings Una oración compartida por el ciberespacio

De origen español, esta red conecta a creyentes –de ningún credo en particular, aunque predominan los católicos– para rezar juntos a través del ciberespacio. La web permite tuitear plegarias de hasta 259 caracteres, que son compartidas públicamente en el muro principal. Además, tiene una función llamada ‘Mis 5’ que conecta a cada feligrés con otros cinco de forma aleatoria, así que ninguna oración queda sin ser escuchada, al menos, por otros internautas.

Line For Heaven Para ganarse la entrada al ‘cielo digital’

Es una red similar, con diez años de actividad en Estados Unidos, que permite a los usuarios hablar de temas religiosos, discutir de lo divino y enviarse bendiciones. A diferencia de la anterior, añade un elemento competitivo: las buenas acciones, como participar activamente en las conversaciones de los foros, dar consejo a otros usuarios o ser partícipes en sus plegarias, otorgan unos puntos de ‘karma’ que garantizan la entrada al ‘cielo digital’. Cada semana, los mejores samaritanos reciben la bendición de un ‘dios 2.0’ y en su perfil queda reflejado que son ‘ángeles’.

Redkaraoke Desde La Rioja al mundo, con 100.000 temas

Aunque tenía todas las papeletas para ser un invento japonés, la mayor red mundial de amantes del karaoke tiene origen riojano. No es la primera app de este género, pero sí la más concurrida –dos millones de usuarios–, ya que tuvo el acierto de adelantarse al ‘boom’ de las redes sociales. Desde su primera versión, en 2008, es posible grabar las imitaciones musicales en audio y vídeo para compartirlas con familiares y amigos o con aficionados desconocidos. La última actualización tiene un completo editor para disimular los desafinos. Eso sí, para sacarle todo el partido y acceder a sus más de 100.000 temas, es necesario pasar por caja: la app funciona mediante una suscripción mensual de 8 euros. Recientemente, acaba de estrenar una edición basada en el programa de TV ‘Tu cara me suena’.

Stachepassions Si te pirras por el vello facial...

Apps y webs para ligar hay muchas. Las hay para encontrar un rollo de una noche y las hay para establecer una relación telemática duradera. Algunas son para recién divorciados y otras, para los que buscan cometer una infidelidad extramatrimonial. Las hay que diferencian a su público por edad, status social o filiación sexual. Sin embargo, el único requisito para conocer gente en esta red es amar el vello facial, sea el propio o el ajeno. Ofrece unas funciones muy similares a Facebook, permitiendo al usuario subir y comentar fotos con su círculo de amistades, pero también abriendo la posibilidad de descubrir gente nueva. Y para aquellos a quienes les guste mucho –pero mucho, mucho– un bigote, habilita un chat privado por videoconferencia.

MeetAtTheAirport Citas de turistas en el aeropuerto

Las horas de espera en un aeropuerto para coger un transbordo pueden convertirse en la ocasión perfecta para conocer a otros viajeros con quienes compartir aventuras, rutas y experiencias. Esa es la premisa de esta red social, en la que basta con introducir un apodo y un aeropuerto para empezar a chatear con otros turistas cercanos. De acuerdo con el anuncio de la web, una terminal es «el lugar perfecto para encontrar el amor»; aunque el sentido común no recomiende precisamente esta búsqueda. Además, su creador está detrás de otras polémicas apps, como 7orBetter, para encontrar pareja según el tamaño de los genitales, o Sugardaddies, una suerte de banco de tiempo en el que se paga con favores sexuales.

Myfreeimplants ¿Buscas financiación para implantes?

Lo que comenzó como un intento de ligar con una camarera se ha convertido, según sus creadores, en una red de economía colaborativa que ha financiado unos «pechos nuevos para más de un millar de mujeres». La premisa es sencilla: basta con subir una foto y explicar por qué se desea un aumento de talla. La manera de conseguirlo es encender la webcam y chatear con desconocidos, los llamados «contribuyentes», que pagan a razón de un dólar por mensaje (la cirugía suele costar unos 5.000 euros). En la web se pueden consultar los testimonios de varias chicas que se han pagado unos senos nuevos con esta técnica, y la experiencia es muy dispar: algunas los han conseguido en tres meses y a otras les ha llevado años. Y no por una cuestión de velocidad de conexión…

DailyDiapers Fetichistas de los pañales

Bordeando con el fetichismo, una red social para que los adultos amantes de los pañales puedan compartir su extraña obsesión. La web cuenta con galerías de sus usuarios, hombres y mujeres, llevando estas telas desechables en casa o por la calle. En su foro se pueden encontrar análisis de marcas, impresiones de sus portadores, pruebas de carga y consejos de uso. La web tiene además un pequeño museo digital con fotos de pañales de hace más de medio siglo, ediciones limitadas y otras curiosidades. Y, a pesar de su temática, esquiva con elegancia la escatología.

Fotos

Vídeos