Los padres del bebé Charlie Gard anuncian el fin de su batalla legal

Connie Yates y Chris Gard, padres de Charlie./Reuters
Connie Yates y Chris Gard, padres de Charlie. / Reuters

El abogado de Chris Gard y Connie Yates, que querían trasladar a su hijo desde Londres hasta EE UU para un tratamiento experimental, confirmó la decisión ante el juez

COLPISA / AFPMadrid

Los padres del bebé británico Charlie Gard, que sufre una enfermedad terminal y permanece ingresado en el hospital Great Ormond Street de Londres, abandonaron este lunes la batalla legal que mantenían a fin de llevar a su hijo a Estados Unidos para un tratamiento experimental.

Según avanzaron diarios como el británico The Guardian o el estadounidense The Washington Post, así lo confirmó el abogado Grant Armstrong, que representa a la pareja formada por Chris Gard y Connie Yates.

Armstrong explicó al juez Nicholas Francis, del Tribunal Superior de Londres, que "tristemente, el tiempo se ha agotado" y que tomaron la decisión tras haber visto los últimos escáneres cerebrales de su hijo, de 11 meses de edad.

Los padres del bebé, que en el hospital está conectado a unos aparatos que lo mantienen con vida, mantenían un conflicto judicial con ese centro médico; estaba previsto para este próximo martes que el tribunal decidiera si autorizaba o no que el pequeño fuese llevado hasta EE UU.

Gran controversia

El caso de Charlie, que sufre una rara enfermedad genética, ha despertado gran controversia en Reino Unido. Los doctores que lo trataron desde su nacimiento aconsejaron a Chris Gard y Connie Yates que dejaran morir al bebé; y la justicia les dio la razón, lo que llevó a los padres a presentar el caso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

El juez Francis tenía que decidir en la audiencia si las pruebas médicas permitían a los padres sacar al niño del país para llevarlo a EE UU, donde hubiera sido sometido a una terapia experimental hasta ahora no probada con humanos.

Sin embargo el abogado de la familia anunció al juez que, ante las últimas evidencias médicas, "continuar con este tratamiento ya no beneficia a la salud" del niño. "Charlie ha sufrido atrofia muscular severa" y "el daño que han sufrido sus músculos es irreversible", explicó el abogado mientras los padres se echaron a llorar en medio de la sala.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos