Orina sobre una publicidad de Ikea: si estás embarazada te rebajan la cuna

Imagen del anuncio en cuestión./
Imagen del anuncio en cuestión.

La firma sueca ha lanzado una singular iniciativa: anima a las futurás mamás a presentar una página de una revista con el resultado positivo para acceder a un descuento

A.N.

Ikea ha estrenado año por todo lo alto, dispuesta a romper moldes en los que a campañas publicitarias se refiere. Su última apuesta para vender una de sus cunas no ha pasado desapercibida. Y es que si lo que buscaban es impacto social, sin duda lo han conseguido con creces. La culpa la tiene una página insertada en una conocida revista femenina sueca llamada 'Amalia'. En dicha publicidad -ideada por la agencia Åkestam Holst - la multinacional hace una curiosa proposición a sus lectoras: orinar encima para saber si están embarazadas. En caso afirmativo, Ikea les ofrece un suculento descuento para adquirir el mobiliario infantil Sundvik.

Para conseguir esta rebaja las futuras mamás tienen que miccionar sobre el anuncio en cuestión, que lleva incorporado una especie de prueba de embarazo tipo predictor. Si la mujer está encinta, el test cambia de color. Se trata de una tira reactiva colocada en la parte inferior de la página que, al entrar en contacto con la orina, revela si la misma presenta o no niveles de la hormona del embarazo, la hormona gonadotropina coriónica humana (GCH).

"Para llevar a cabo la función interactiva hemos desarrollado varias técnicas avanzadas. El test de embarazo usa unos anticuerpos que enlazan con la hormona del embarazo hCG, generando el cambio de color", indican los responsables de la campaña al medio especializado en publicidad, 'Ad Week'.

El anuncio fue creado en colaboración con el laboratorio Mercene Labs, que contribuyó a integrar el test de embarazo en un formato físico distinto al que todos estamos acostumbrados. El futuro de la publicidad interactiva, pues, comienza aquí.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos