Un muro de cristal antibalas rodeará la Torre Eiffel

La medida de seguridad parece no contar con el beneplácito de algunos turistas

Blindado el monumento más emblemático de París ante la amenaza terrorista. Pero las vallas son provisionales, porque la capital francesa instalará un muro de cristal de dos metros y medio de alto y a prueba de balas. Una medida de seguridad que no acaba de convencer a los turistas. ESte es el testimonio por ejemplo, de Varduhi Margaryan, turista de Armenia: "Desde una perspectiva estética, creo que no va a ser muy bonito".

Por su parte, un turista francés asegura: "Si alguien está decidido a atacar, lo hará igualmente, por ejemplo, desde el otro lado del muro".

20 millones de euros costará reforzar la seguridad de la Torre Eiffel. Un proyecto que ya está en marcha y que pretende estar listo para los fuegos artificiales del próximo 14 de julio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos