Moscú se ahoga en nieve

Una excavadora amontona la nieve caída en la Plaza Roja. :: Vasily MAXIMOV. afp/
Una excavadora amontona la nieve caída en la Plaza Roja. :: Vasily MAXIMOV. afp

El invierno más cálido que se recuerda en la capital rusa da paso al mayor temporal de nieve de toda su historia

RAFAEL M. MAÑUECO MOSCÚ

. Nunca antes había nevado tanto en Moscú en un solo día. El Servicio Meteorológico de la capital rusa informó que estamos «ante la mayor precipitación de nieve de toda la historia». El récord anterior se alcanzó en 1957. La ciudad ha quedado cubierta de un manto de medio metro de espesor y hoy se espera que llegue a los 60 centímetros. En las últimas 24 horas ha nevado la mitad de lo que suele ser habitual en todo un mes de invierno.

Está siendo en realidad una poderosa tormenta de nieve, ya que el viento sopla con intensidad casi huracanada. La fuerza del aire ha derribado cerca de 2.000 árboles, postes de luz y hasta el tendido eléctrico en algunas líneas de tranvía y trolebús. La única muerte habida ha sido por la caída de un árbol sobre un cable de alta tensión. Hay también cinco personas hospitalizadas. Más de 250 poblados en la región de Moscú se han quedado sin fluido eléctrico. En la regiones colindantes unas 70.000 personas están sin luz en sus casas. En el aeropuerto moscovita de Sheremétievo, que ha sido el más afectado al estar situado en la parte norte de la ciudad, que es desde donde sopla el viento, se han tenido que cancelar 150 vuelos. Las máquinas quitanieves no daban abasto para limpiar las pistas, lo que también ha impedido a muchos aviones aterrizar. Algunos tuvieron que ser desviados al aeropuerto de Domodiédovo, emplazado al sur de la capital.

Calles intransitables

En la primera mitad del día, las calles de Moscú han estado completamente intransitables, lo que ha provocado numerosos accidentes. Por la tarde, cuando el temporal remitió un poco, camiones quitanieves salieron para despejar la calzada. Cerca de 70.000 operarios tuvieron que ser movilizados para retirar la nieve de aceras y patios.

Caminar por la ciudad con las aceras cubiertas de nieve es un auténtico martirio, peor incluso que andar por una playa muy arenosa. Se da además la circunstancia de que debajo hay hielo y los resbalones son inevitables. El sábado en la gran metrópoli rusa, cuya población roza los 12 millones de habitantes, se registraron cero grados. Ayer durante el día, descendió hasta los 7 grados bajo cero y por la noche llegó hasta los 13 negativos. Esa brusca oscilación es la que causa la peligrosas placas heladas. El intenso frío provocó también que la nieve caída en días anteriores sobre los coches se congelase, lo que ha dificultado seriamente a los automovilistas su limpieza. En los próximos días, según los pronósticos, la situación podría empeorar con nuevas nevadas. La temperatura podría caer en Moscú hasta los 20 grados bajo cero. Salvo en Siberia y las regiones norteñas de Rusia, en donde el frío se instaló hace semanas, en la capital rusa estaba siendo un buen invierno. El pasado mes de enero ha sido uno de los más cálidos que se recuerdan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos