«Mireya siempre ha querido cantar»

Los padres de Mireya la observan en directo por el móvil. :: f. t./
Los padres de Mireya la observan en directo por el móvil. :: f. t.

Los padres de la nueva sensación de Operación Triunfo, de Alhaurín de la Torre, confían en que su hija aproveche la «gran oportunidad»

FERNANDO TORRES

En el bar de Salva están de enhorabuena. Él y su mujer, Mari Carmen, llevan media vida levantando la persiana al amanecer para darle lo mejor a sus dos hijas, pero la mañana de ayer no fue una cualquiera: al entrar se escuchaba un murmullo casi indescifrable. Parecía el rutinario ruido de la televisión o de la radio, pero no. Era música, risas, voces jóvenes atronando en el teléfono móvil del empresario, colocado bajo la barra del bar conectado a la emisión en directo de Operación Triunfo. La noche del lunes, en la primera gala de esta edición del 'reality', su hija Mireya Bravo Guzmán les cortó la respiración para luego empujarlos a la emoción tras conseguir una plaza en el programa. «Ella es así, ha nacido así y siempre ha querido cantar», explicaba a SUR su padre, orgulloso, con un póster de su hija vestida de flamenca a sus espaldas, rey del local.

Esta malagueña entró con fuerza en la primera gala de Operación Triunfo 16, donde interpretó 'Hoy' de la artista India Martínez. Se ganó el amor del público desde el minuto uno con sus aires copleros y conquistó así su plaza en el programa, no sin polémica -el jurado manifestó haber dudado al tomar la decisión-. Su padre recuerda que desde pequeña le gustaba cantar y bailar. «Una vez estábamos viendo un espectáculo de copla siendo ella muy chica; de repente me dijo que la cantante se había equivocado», comenta su madre. «Yo me morí de vergüenza, pero ella se puso a cantar y la gente de alrededor estaba de acuerdo, ella se sabía la canción». Así se dieron cuenta de que había cierto talento y que debían aprovecharlo. Desde entonces los escenarios han sido su hogar.

Mireya es muy conocida en su localidad natal, de la cual fue 'miss' en las fiestas del año pasado. Su afición por la moda es «un complemento» a su carrera musical, de la cual está convencida que podrá vivir -a pesar de ello estudia maquillaje-. Así lo explicó en su vídeo de presentación para OT y así lo comentan sus padres en el bar familiar. Su afición por la música fue creciendo a medida que se hacía mayor. Su padre recuerda que cuando llegó la crisis «y las cosas no iban como debían» (económicamente hablando), ella le dijo una frase que a día de hoy sigue recordando. «Supongo que nos escucharía hablar de la crisis, porque vino y me dijo: papá, quítame de lo que haga falta pero del baile y del cante no, por favor».

En cuanto a su actuación, «evidentemente» piensan que lo hizo muy bien, pero que se le notaba «algo nerviosa» a pesar de las tablas. Con esta opinión coincide una de sus mejores amigas, Jéssica, que explica que «ante todo es una buena amiga, muy humilde y que siempre está para ayudarnos a todas, aunque suele reservar su música».

Fotos

Vídeos