Lucir joyas también es ecológico

Modelos luciendo modelos de NEHCAA Joyería artesanal./NEHCAA Joyería artesanal
Modelos luciendo modelos de NEHCAA Joyería artesanal. / NEHCAA Joyería artesanal

La marca esteponera NEHCAA Jewelry es la primera empresa de joyería sostenible de Andalucía con certificado de la alianza de mineria responsable Fairmined.org.

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

Lucir una joya suele ser sinónimo de lujo y ostentación. Joya y ecología pueden parecer términos contrapuestos y, rara vez, relacionados. Al menos hasta ahora. Porque una empresaria esteponera, Luz Rodríguez, diseña y comercializa joyas sostenibles que están certificadas por la alianza de mineria Fairmined, un organismo que vela por que la extracción de oro y plata sea responsable y ecológica tanto para el medioambiente como para los mineros. NEHCAA Jewelry es el nombre de su marca, la única en Andalucía con dicha certificación.

Luz Rodríguez cree que si eres una persona con ideales ecológicos y sostenibles puedes lucir una joya "sin sufrimiento". "Hasta ahora las joyas iban ligadas al lujo, la ostentación, la frivolidad y al sufrimiento del planeta y el minero. Ahora puedes hacerlo sin mala conciencia y sabiendo que mantienes tus ideales", señala.

La diferencia entre el oro y la plata tradicional y los ecológicos es que estos últimos no están tratados con mercurio, elemento que se emplea habitualmente para extraer estos materiales preciosos con mayor facilidad de las minas. Su uso provoca la contaminación de la tierra arroyos, ríos y aguas subterráneas a las que van a parar estos sedimentos durante la extracción. Además de perjudicar a los propios mineros debido a su toxicidad.

Colgante GLASSES oro amarillo y onix con un precio de 160 euros.
Colgante GLASSES oro amarillo y onix con un precio de 160 euros. / NEHCAA

Fairmined asegura que los mineros trabajen en condiciones de seguridad óptima, que reciban un salario digno, que cumplan una jornada de 8 horas y que se evite la explotación infantil.

El oro y la plata ecológicos se obtienen de forma natural, por lo tanto son más costosos. "Extraer la plata y el oro sin utilizar los procesos convencionales de tan alta contaminación cuesta mucho más", advierte Rodríguez. Si un gramo de plata tradicional cuesta 20 euros, la ecológica duplica su valor. La joyera explica que el resultado es un material más puro "al no ser tratado con otras sustancias", que se oxida más rápido, por lo que debe someterse a tratamientos ecológicos de mantenimiento.

Luz recibe el oro y la plata ecológica de la mina Aurelsa de Perú, pero Fairmined provee a sus socios de materia prima de otros puntos de Latinoamérica y Asia, principalmente. En España sólo hay 8 joyeros con licencia de Fairmined.org y en el mundo la cifra supera levemente el centenar.

El plus de sostenibilidad no sólo lo marca la materia prima. Esta joyería es ecológica desde su diseño hasta el empaquetado. NEHCAA utiliza recortes de pieles de las fábricas de Ubrique para las bolsitas en las que se presentan sus piezas; las tarjetas de visitas y catálogos son de papel reciclado, y las bayetas de limpieza de las gafas son de tejidos certificados.

La empresaria considera que el nicho de mercado de la joyería ecológica está explosionando. A ello contribuye que grandes firmas como Tiffany o Chopard se hayan sumado a esta corriente que están dando más visibilidad a este tipo de material. Luz Rodríguez señala que actualmente todo lo ecológico "es tendencia" pero hay que conseguir que sea "obligacion porque la industria joyera es la más contaminante que existe".

NEHCAA acaba de celebrar su segrundo aniversario y lo ha hecho con la colección 'Glasses', porque las gafas son el sello de identidad de esta firma, como el oso lo es de Tous. La actriz Maribel Verdú y la presentadora Cristina Rodríguez ya se han sumado a este tendencia de la joyería ecológica

Luz Rodríguez tiene claro que esta joyería artesanal, ecológica y basada en el comercio justo es lo que buscan las mujeres 'ecofashion'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos