Locura 'influencer'

La expectación se contagió por todo el centro comercial. :: p.m./
La expectación se contagió por todo el centro comercial. :: p.m.

Cientos de seguidores se agolparon ayer en Vialia para ver a la 'instagramer' y 'youtuber' catalana Paula Gonu

PABLO MARINETTO

Llegó a las 19.00 horas, pero sus fans hacían cola desde primera hora de la tarde solo para conseguir una foto con ella. La 'influencer' catalana de 24 años, Paula Gonu, con más de un millón de seguidores en Instagram, desató ayer la locura en el centro comercial Vialia con motivo de la apertura de una nueva tienda de la cadena Pimkie. Sus seguidores solo disponían de unos segundos para saludarla y capturar un recuerdo del momento que llevan esperando desde hace días. «Siempre hago comentarios en sus vídeos pidiéndole que venga a Málaga y quede con nosotros», señaló María, que con 15 años vino desde Fuengirola para ver a Gonu.

La catalana llegó con su novio, Alex Chiner, que también es 'influencer' y con el que suele compartir la mayoría de sus publicaciones. Él se mantuvo oculto la mayor parte del tiempo pero decidió salir unos segundos para retransmitir el momento a través de la aplicación que les ha hecho famosos a nivel nacional: Instagram.

La cola de adeptos para entrar en la tienda ocupaba la totalidad de uno de los pasillos del centro. Cientos de jóvenes que llegaban cada uno con una historia, con algo que contarle a la joven que les inspira cada semana con sus vídeos de Youtube y a diario con las fotos de sus estilismos y sus viajes alrededor del mundo. Solo había un problema: el tiempo. Y si no que se lo digan a Paola, una seguidora que había viajado desde Italia exclusivamente para verla. Quizá se fue algo decepcionada por no haber podido pasar unos minutos más juntas, pero al menos ya tiene su foto para enmarcar. Y es que el volumen de asistentes era tal que la rapidez se hacía imprescindible. «No puedo entretenerme más, lo siento, pero sois muchas», respondía Gonu a los seguidores que le pedían más de una foto. Aunque algunos incluso volvían a hacer cola para poder repetir el encuentro, algo que no todos conseguían ya que el personal de seguridad trataba de mantener el orden.

En cualquier caso, a pesar de las prisas y de la fugacidad del momento, lo cierto es que esta nueva chica de moda volverá a Barcelona cargada con decenas de cartulinas, cartas, todo tipo de regalos y el recuerdo del cariño y las ovaciones de sus seguidores malagueños. De seguro que ya esperan ansiosos su próxima visita a la capital.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos