La jueza ordena a Juana Rivas que entregue a sus hijos el lunes o adoptará medidas

Juana Rivas sale de los juzgados de Granada. /Efe
Juana Rivas sale de los juzgados de Granada. / Efe

En un nuevo auto, la magistrada del 2 cita a declarar, entre otros, a la asesora legal como presunta inductora en el delito de sustracción de menores

Y. HUERTAS / Q. CHIRINOGranada

Nuevo vuelco al caso de Juana Rivas, tal y como avanza IDEAL este viernes en su edición impresa. El magistrado de guardia dejó el pasado martes en libertad a la madre de Maracena después de que pusiera fin a su huida de 27 días y declarase en los juzgados tras ser detenida por la Policía Nacional en las inmediaciones. En realidad, lo que hizo el juez fue inhibirse a favor del Juzgado de Instrucción número 2, que lleva las diligencias contra la mujer por los posibles delitos de desobediencia judicial y sustracción de menores -en su modalidad de retención ilícita-. Su titular emitió ayer un nuevo auto y da otro ultimátum a la madre de Maracena, a quien una sentencia judicial de diciembre de 2016 obliga a devolver a sus dos hijos, de 3 y 11 años, a su expareja, condenado por un delito de lesiones en el ámbito doméstico en 2009.

«Me llevo un rayo de luz», celebró Juana el pasado martes al salir de los juzgados de La Caleta tras prestar declaración. Sabía que ganaba tiempo, pero no será mucho. La jueza le ordena que entregue a sus hijos el próximo lunes a las cinco de la tarde en un punto de encuentro familiar. En caso contrario -advierte en el auto- adoptará las medidas cautelares que correspondan.

Pero hay más. Según ha podido saber IDEAL por fuentes próximas al caso, la jueza María Ángeles Jiménez también ha citado a declarar como investigada, entre otros, a la asesora legal y directora de Igualdad del Centro de la Mujer de Maracena, Francisca Granados, como presunta inductora en un delito de sustracción de menores. Además, tendrán que comparecer algunos familiares de Juana para esclarecer su participación en los hechos.

La Fiscalía continúa estudiando, aunque sin plazos, la situación de Juana Rivas y sus dos hijos para decidir si presenta recurso a la decisión judicial que la dejó en libertad, y considera que con el auto que la cita de nuevo a entregar a los menores a su padre podrá pedir otra vez medidas cautelares.

"Estamos machacados"

Manuel Rivas, el padre de Juana, ha reconocido que en la familia están "machacados porque le van a quitar a sus hijos". El entorno familiar de Juana Rivas está "por los suelos" tras esta última decisión judicial en un caso que, según el padre de la vecina de Maracena, ha sido "muy difícil" y "problemático", y al que "se le ha dado mucho bombo".

Rivas ha mantenido que a su hija "no la han escuchado nada" y que se ha dado más credibilidad desde el ámbito judicial a "un hombre que viene de Italia con un papel" para recuperar a sus hijos. Tras reconocer que, en circunstancias normales, "los niños necesitan a su papá y a su mamá", ha recordado que, en esa etapa, su hija le comunicaba por mensajes telefónicas que tenía "muchos problemas" y que no podía "estar con este hombre".

Sobre la citación que hace la juez para el próximo jueves a los familiares de hasta segundo grado de consanguinidad para que declaren como investigados por su presunta intervención en el posible delito de sustracción de menores, Manuel Rivas ha señalado que se ha enterado por la televisión, y que no le ha sido notificado nada, además de que no tiene una comunicación habitual con su hija.

Consultada por Europa Press sobre el auto de la juez de lo penal, Isabel Rivas, la hermana de Juana, ha reconocido que la familia está "mal" ante este nuevo giro del caso.

Otro escrito del padre

El Juzgado de Instrucción número 2 asumió el caso después de que la madre maracenera no entregase a los niños el 26 de julio y el Juzgado de Familia remitiese el incumplimiento a la vía penal. Las dos partes estaban citadas el 8 de agosto pero Juana, que ya había desaparecido con sus hijos, no acudió. El juzgado ordenó entonces su detención y puesta a disposición del juez. Eso fue lo que sucedió el martes, pero el caso seguía abierto.

Tras la detención y puesta en libertad provisional de Juana Rivas, se esperaba que moviera ficha el padre de los menores, que continúan siendo buscados por la Guardia Civil de Granada. Y ayer lo hizo. La representación legal del italiano, Francesco Arcuri, presentó un escrito para que el juzgado tome las medidas oportunas y se los devuelva tras más de un año sin verlos.

El documento fue dirigido al Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada, el órgano de Familia que en la vía civil ha acordado esta misma semana la retirada del pasaporte de los dos hijos y la prohibición de su salida del territorio Schengen, «sin autorización paterna o sin permiso judicial». No ha dispuesto, en cambio, la privación de la patria potestad de la madre. La restitución de los menores ya había sido adoptada como principal medida de protección de los niños y serán los tribunales italianos los competentes en resolver otros aspectos, como puede ser la patria potestad de los progenitores.

Por otra parte, los abogados de Juana Rivas han dado por agotado el plazo que tenía la fiscalía ante el Tribunal Constitucional para recurrir su decisión de inadmitir el segundo recurso de amparo que interpusieron por una posible vulneración de los derechos fundamentales de la vecina de Maracena. La inadmisión se produjo por entender el alto tribunal que el recurso se había presentado fuera de plazo.

Seis meses

Los letrados de Rivas cuentan ahora con un plazo de seis meses para buscar en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), con sede en Estrasburgo, la protección a los dos menores que consideran que no le ha dado España.

Las fuentes de la Fiscalía Provincial de Granada consultadas ayer por IDEAL indicaron que el ministerio fiscal seguía estudiando la interposición de un eventual recurso contra la resolución emitida por el juez de guardia para dejar en libertad provisional a Juana.

La madre de Maracena ha permanecido 27 días oculta con sus vástagos y el martes decidió comparecer sin ellos. La fiscalía pidió prisión provisional sin fianza, pero el magistrado José Luis Ruiz Martínez, de guardia ese día, acordó su libertad y se inhibió a favor del Juzgado de Instrucción número 2. Es este órgano el que practicará las diligencias para determinar si Juana ha podido cometer un delito de sus tracción de menores y otro de desobediencia judicial.

El Consejo General de la Abogacía puntualiza a la asesora

La asesora legal ha sido una de las personas que más protagonismo ha acaparado en los últimos días. Esta misma semana, el Consejo General de la Abogacía Española (CGAE) ha difundido un comunicado en el que niega que Francisca Granados sea abogada. El CGABE asegura que no figura inscrita en la actualidad como colegiada en el Censo de Letrados de ningún Colegio de Abogados de España. Francisca Granados se presenta como asesora legal de Juana Rivas y es directora de Igualdad del Centro Municipal de Maracena. El CGABE ha hecho esta comunicación «ante las múltiples consultas recibidas con relación a si María Francisca Granados Asensio actúa en calidad de abogada de Juana Rivas». La nota añade que María Francisca Granados «no ostenta por tanto la condición de letrada, por lo que no está legitimada para ejercer ninguna de las funciones inherentes al ejercicio profesional de la abogacía». «En consecuencia, cualquier actuación suya en este ámbito se encontraría al margen del debido control deontológico y de cumplimiento de los deberes profesionales que realizan los Colegios de Abogados y este Consejo General, dentro de las misiones que tienen encomendadas».

Fotos

Vídeos