La juez reclama a Rivas y Arcuri que dejen de hacer públicos datos sobre la vida de sus hijos

R. C. GRANADA.

El Juzgado de Instrucción 2 de Granada, que investiga a Juana Rivas por supuesta sustracción de menores tras permanecer un mes ilocalizable sin entregar a sus dos hijos al padre, Francesco Arcuri, ha requerido a ambos que se abstengan de hacer pública cualquier información vinculada a los menores, al entender que se está vulnerando su derecho a la intimidad revelando hechos que afectan a su vida personal y familiar. En el auto, fechado el 26 de septiembre al que ha tenido acceso Europa Press, la jueza ha tomado una serie de medidas cautelares dirigidas a proteger el interés de estos menores, a raíz de la petición que en este sentido ha realizado la representación legal del padre y atendiendo a lo interesado por la Fiscalía.

En el auto, contra el que cabe recurso de reforma y apelación, se hace alusión a distintas intervenciones de esta madre de Maracena (Granada) en varios medios de comunicación nacionales y a un artículo publicado en un semanario. Para la jueza, «llama poderosamente la atención que precisamente sea la señora Rivas quien de forma continuada y permanente, con su asistencia a los programas televisivos de carácter nacional, esté hablando de sus hijos menores». «Todo derecho tiene su límite» y en este caso es «preservar siempre a los menores», indica.

Fotos

Vídeos