Ideas fáciles de copiar para sorprender con la decoración de la mesa esta Navidad

Ideas fáciles de copiar para sorprender con la decoración de la mesa esta Navidad
Foto vía Pinterest

Montajes con los platos que simulan muñecos de nieve, árboles de navidad comestibles o caminos de musgo que recrean bosques de hadas... ¡Aquí van 10 propuestas!

Almudena Nogués
ALMUDENA NOGUÉSMálaga

Llegó el momento. Los días marcados en rojo en el calendario. Esos en los que toca poner toda la carne en el asador para lograr que la magia de la Navidad invada nuestros hogares...¡Y la decoración es uno de los pilares fundamentales para lograrlo! ¿Te toca recibir invitados en casa? ¿Aún sin ideas sobre cómo montar la mesa? ¡Pues toma nota! Aquí van diez propuestas súper fáciles de imitar con un mínimo de maña y, lo más importante, para realizar la mayoría de ellas solo necesitas objetos cotidianos, de esos que si rebuscas en un cajón encontrarás alguno así que no hay excusas para no sorprender a los amigos o familiares.

1. Un muñeco de nieve en la mesa. Tanto si hay niños entre los invitados como si no, esta forma de colocar la vajilla seguro que les sorprenderá y les arrancará una sonrisa. Reproducirla es muy sencilla y no requiere de grandes habilidades. Eso sí, hay que tener platos blancos de dos tamaños distintos preferentemente para que quede mejor (si no se tienen una alternativa para ponérselos a los niños por ejemplo es comprarlos de plástico). Basta con poner uno debajo del otro, doblar una servilleta -mejor de tela- por la mitad y colocarla entre ambos a modo de bufanda. Para hacer el gorro del muñeco vale con otra servilleta de papel negra. Para completar el dibujo cada cual puede dejar volar la imaginación: se pueden usar aceitunas negras, conguitos, mini bombones o botones....y algún trozo de zanahoria. El resultado es súper visto. ¡Los comensales no podrán evitar sacar el móvil para hacer fotos! El éxito está asegurado y la complicación es mínima.

2. Copas de vino convertidas en portavelas. ¿Quién no tiene en casa algunas copas sueltas, desparejadas de algún juego de cristalería? Pues he aquí una forma de aprovecharlas. Solo hay que ponerlas boca abajo y colocar en su interior algún motivo navideño. Aquí ya entra en juego el gusto de cada cual: quedan bien bolas pequeñas de navidad, alguna planta o flor (ramas de eucalipto, acebo, musgo etc), nieve con figuritas -tipo renos en miniatura, árboles de navidad mini...- Sobre el pie de la copa se apoyan velones y ¡listo! ¿Un consejo? Lo ideal para que este centro luzca es poner mínimo tres copas juntas con velas de distintos tamaños.

3. Piñas pintadas y velas. Dar un paseo por el campo o hacer una ruta de senderismo es un buen plan para estos días de invierno (aquí, diez propuestas imprescindibles en la provincia). Recoger piñas por el camino puede ser además un aliciente para entretener a los niños. Al llegar a casa, basta con comprar un spray de pintura -en cualquier bazar chino los venden por ejemplo- y pintar dichas piñas, colocarlas en una bandeja -preferiblemente blanca, de madera o de acabado metalizado- y mezclarlas con velas de distintos tamaños. El resultado es un centro de mesa casero la mar de resultón para estas fechas.

4. ¿Tienes un bote de conservas vacío? ¡Pues no te compliques, ya tienes centro de mesa! Lo suyo es que sea uno no demasiado alto -de mermelada, de tomate, etc- Ya solo es cuestión de decorarlos dejando volar la imaginación. Unas cintas de yute, lazos navideños, de encajes de cualquier mercería, algunas mini piñas, ramas de acebo... En su interior se puede hacer una base con musgo -a la venta en viveros o floristerías- e introducir una vela pequeña. Lo ideal es poner dos o tres juntos para que luzcan más.

5. Un camino de mesa verde.. Es una opción muy llamativa que da mucha calidez y suele gustar a los invitados. Hay distintas alternativas: hacerlo con eucalipto, con musgo, con ramas de abeto... naturales o artificiales, ya al gusto de cada cual según sus preferencias y presupuesto (sobre estas líneas van dos ejemplos). Lo ideal es que dicho camino tenga un ancho aproximado de dos palmos. Sobre la base verde queda bien disponer mini vasos de velas, adornos del árbol o piñas. ¡Queda espectacular!

6. Velas y ramas: otra variante. Esta idea es una variante de la anterior. En este caso en lugar de crear todo un camino de mesa verde se centra la atención en una bandeja. Ya es cuestión de aprovechar la que se tenga más especial en casa... pero redonda -como la de la foto- queda genial. El único secreto pues está en disponer las ramas con mimo -las de eucalipto de hojas más pequeñas dan muy buen resultado en este centro- y alrededor de ellas colocar vasitos con velas -unos siete u ocho según el tamaño de la bandeja. ¡Y listo!

7. Caja de madera con velones. ¿No tienes una bandeja en condiciones para hacer el centro anterior? ¡Pues esta opción también queda vistosa: usar una caja de madera -si no es apropiada por colores y demás se puede pintar también con pintura de spray. Dentro se colocan dos o tres velas grandes y algunas ramas de inspiración navideña. ¡Y listo!

8. Lámparas con sorpresa. Esta idea es muy acertada si se tiene una lámpara de este tipo (araña) sobre la mesa del salón donde se vaya a celebrar la cena. Se trata de colgar de las 'patas' bolas de navidad con hilos de lana o cuerdas. El color elegido ya depende del gusto del anfitrión pero las que mejor quedan son las blancas y doradas o plateadas, para que el resultado final sea más elegante.

9. Cuando el centro de mesa se come. Uno de los 'peros' que se le pueden achacar a los centro de mesa es que conforme avanza la llegada de entrantes de las copiosas cenas navideñas lo habitual es que acaben estorbando y, por tanto, desapareciendo de la mesa. Eso no ocurrirá con este llamativo árbol de navidad que, además de decorar, se puede comer y sirve para sorprender con los aperitivos a los comensales. Hay muchas formas de hacerlo -en Pinterest por ejemplo hay un sinfín de ideas- pero quizás la más sencilla es prepararlo con distintas variedades de queso cortadas a dado y uvas. ¿Otra idea? Disponer los mismos ingredientes en círculo creando una bonita corona navideña incorporándole tomates cherry a modo de bolas y alguna hierba aromática en la base. ¡El resultado sorprende!

10. Galletas navideñas sobre las servilletas y ramas de canela. Por último, una alternativa sencilla con la que tener un detalle con los comensales y, de paso, decorar la mesa. Eso sí, requiere algo más de tiempo y de maña. Se trata de hacer galletas con motivos navideños y colocarlas sobre las servilletas en el montaje de los platos (otra opción es comprarlas o recurrir a las letras de galleta que venden en Ikea). ¿La guinda? Incorporar algunas ramas de pino, abeto, acebo o eucalipto junto a unas ramitas de canela, que además ayudan a aromatizar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos