Carnet de conducir: Los cinco grandes cambios si te lo quieres sacar este 2018

Carnet de conducir: Los cinco grandes cambios si te lo quieres sacar este 2018
EFE

Estas son las modificaciones que se espera va a introducir la DGT para quien quiera obtener el permiso

SERGIO EGUÍA

Lo anunció Gregorio Serrano, el director de la DGT, el pasado diciembre. «La nueva ley de Tráfico estará lista a finales de enero de 2018». Y como la credibilidad del político sevillano está en reserva insistió en enero. La gestión del temporal que dejó atrapados a cientos de conductores en la AP-6 -y en la AP-68 en Haro- sigue lastrando la marcha de su departamento.

La ley tiene que llegar este febrero y promete cambios importantes. Las modificaciones en los controles de la ITV, por ejemplo, ya están firmadas y se aplicarán desde el 20 mayo. La inspección será más severa, para equipararla a las que se realizan en el resto de Europa, como detalla El Correo.

Evolución del número de fallecidos en España de 1960 a 2016.
Evolución del número de fallecidos en España de 1960 a 2016.

No obstante, lo que más preocupa a los jóvenes son los cambios que afectan a los exámenes para conseguir el carné de conducir. Es lógico. A los mayores, el sueño se lo quita el anuncio del aumento en el número de radares que se colocarán en las carreteras.

Más radares

Se colocarán más radares. Muchos creen que es para recaudar más. Serrano incide y lo justifica en que es por mejorar la seguridad vial. El número de fallecidos en accidentes de tráfico no deja de aumentar en España en los últimos años y el Ejecutivo Rajoy está decidido a reconducir la tendencia. Con la implantación del carné por puntos la sinestralidad bajó de manera importante. y ahora parece que el efecto se ha agotado. En 2017 han muerto 1.160 personas en nuestras carreteras

Así que la DGT presume de que se van a adquirir drones para el control aéreo de la densidad de tráfico, la comentada incorporación de más radares móviles, incluso de tramo, y equipos de la Guardia Civil especializada. «La finalidad es que estos agentes intercepten al infractor al instante, y no pueda culpar a otra persona de conducir el vehículo en el momento de la sanción», señalan.

Las novedades

Pero volvamos al examen de conducir. Son lustros de prueba teórica tipo test y media hora de suplicio al volante con el aliento del examinador en el cogote. Literal en algunos casos. «Es evidente que hay que cambiar la manera de examinar, hay que introducir nuevo material, como vídeos, donde haya situaciones reales de tráfico y no sólo contestar ‘a , b y c’ en un test», aseguró hace unas semanas Serrano en el Congreso. Es sabido que al responsable de tráfico le gusta Internet y las nuevas tecnologías.

Entre lo que ha trascendido de los cambios planeados para el nuevo examen de conducir destacan los siguientes. Aunque el texto definitivo no se ha presentado aún:

1. Los aspirantes no pueden someterse a él sin haber acudido antes a clases en la autoescuela. El objetivo es evitar «la avalancha de alumnos sin preparar que se presentan actualmente y que están colapsando las jefaturas».

2. Se introducirá nuevo material, incluidos vídeos. Una de las pruebas parece que va a consistir en proyectar una película con un problema de tráfico y que los aspirantes redacten la solución a ese imprevisto. Los exámenes de tipo test tienen los días contados.

3. Se incorporarán nuevas materias. La conducción nocturna suena con fuerza para ser una de ellas. La DGT quiere que los jóvenes sean capaces de dominar un vehículo antes de salir solos a la carretera. Según Serrano, «el 60% de los alumnos aprueba el teórico, si bien finalmente un 52% no supera el examen práctico, una situación que, colapsa el ritmo de algunos centros de exámenes».

4. Se activará la conducción con sistemas de ayuda como los navegadores. El GPS será el que determine el recorrido del temido examen. Tiene su parte positiva. Ya nadie acabará en esa dirección prohibida a la que el examinador le tiene tanto cariño y que se esconde tras una señal que nadie ve porque la tapa un árbol. Además, se moderniza y se normaliza el uso de un dispositivo que, ironías, puede confundir al conductor y distraerle del tráfico. Ya se sabe que los GPS los carga el diablo.

5. Se ofrecerá al aspirante un curso previo de concienciación sobre los riesgos al volante. De igual modo, se endureceran los requisitos para recuperar el permiso a aquellos conductores que pierdan todos sus puntos por alcoholemia o consumo de drogas. Y las multas, como las cajetillas de tabaco, llevarán anuncios con las consecuencias posibles de las conductas de riesgo que han provocado al sanción.

¿Te imaginas un CORRER MATA sobre una foto de un accidente mortal? Mejor ni pensarlo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos