La fiera más letal del planeta

Discovery Channel estrena el 6 de julio el documental ‘Mosquito’. Rodado en cuatro continentes, es una llamada de atención ante la creciente amenaza de las enfermedades transmitidas por insectos

La fiera más letal del planeta
INÉS GALLASTEGUI

Si le piden que piense en un animal peligroso, a la mayoría de la gente le viene a la cabeza la imagen de la sinuosa aleta de un tiburón, las afiladas garras de un león o las enormes fauces de un cocodrilo. Sin embargo, la mortalidad causada en el mundo por estas fieras es una minucia si se la compara con la cifra de víctimas provocada por un bicho muchísimo más pequeño, sin dientes ni uñas, cuya arma de guerra es un aguijón mucho más fino que un hilo: los mosquitos causan cada año unas 700.000 muertes, al transmitir enfermedades como la malaria, el zika, el dengue, la fiebre amarilla o la del Nilo Occidental. Lo hacen al actuar como vectores de los virus, bacterias o parásitos que las producen; es decir, al transportarlos de individuos enfermos a individuos sanos. Y, además, no paran de expandirse: agentes patógenos desconocidos o erradicados desde hace décadas han vuelto al hemisferio Norte como un efecto más de la globalización. Discovery Channel estrena el 6 de julio en todo el mundo el documental ‘Mosquito’, «una alerta mundial sobre la necesidad de tomar decisiones audaces para enfrentarnos a esta amenaza cada vez más urgente», en palabras del presidente del grupo de comunicación, David Zaslav. Con una audiencia potencial de 3.000 millones de espectadores, el filme podrá verse en España a las 22.00 horas en el canal de pago, que se distribuye a través de las principales plataformas de televisión.

Bill Gates

«Una prioridad de salud mundial»: «Los recursos necesarios para combatir un brote, en relación al nivel de muertes que podrían resultar de una pandemia mortal, hacen de esto una clara prioridad de salud mundial, señala en ‘Mosquito’ el magnate Bill Gates, cuya fundación benéfica dedica millones de dólares a la investigación y prevención de enfermedades transmitidas por vectores.

La película, rodada en cuatro continentes, presenta a este insecto como una amenaza global, favorecida por la popularización de los viajes internacionales a causa del turismo, la emigración, los negocios o el transporte de mercancías, y por el calentamiento global, que ha hecho de amplias zonas del planeta lugares más cálidos y confortables para estos insectos. Antes, los huevos y las larvas morían en invierno al congelarse, recuerda el documental, dirigido por la cineasta canadiense Su Rynard. Ahora, con temperaturas más altas todo el año, sobreviven y se multiplican al llegar la primavera. Estos insectos, de los que hay más de 3.500 especies, son animales con una enorme capacidad de adaptación. Solo las hembras son hematófagas; y, por tanto, son ellas las que transmiten enfermedades.

En primera persona

En una aldea de África, un padre y su hijo enfermo se preguntan por qué han contraído la malaria si tienen una mosquitera en casa. En Queens, una mujer no acaba de comprender cómo llegó a Nueva York el virus del Nilo Occidental que la ha infectado. «Nunca pensé que me pasaría a mí», se lamenta. Una pareja de Miami que espera un bebé guarda cuarentena en casa, aterrorizada ante la idea de contagiarse de zika, que en los últimos dos años ha provocado el nacimiento de cientos de niños con microcefalia en el continente americano. «Nuestro gobierno ha fallado –afirma el marido–. Pensaron que esto era una fantasía». Su temor se convirtió en realidad para otra protagonista del filme, una joven madre brasileña que cría a su hijo con esa malformación y teme por la salud de otra criatura en camino.

Cinco enfermedades infecciosas transmitidas por mosquitos

Malaria

El parásito ‘Plasmodium’ produce fiebre, cefalea, dolores musculares, vómitos y diarreas y, si los enfermos no son tratados a tiempo, puede causar la muerte.

En 2015 se produjeron en todo el mundo 212 millones de casos de malaria y 429.000 muertes, según la Organización Mundial de la Salud. Aunque las cifras son escalofriantes, son mejores que antes: en los cinco años anteriores la incidencia del mal se redujo un 21% y las muertes, un 29%. El 70% de las víctimas mortales eran niños menores de 5 años y el 92% procedían de África, aunque la enfermedad también es endémica en Asia y Sudamérica. En España se diagnostican cada año medio millar de casos importados por viajeros o inmigrantes, pero en 2010 se produjo la primera transmisión autóctona –por la picadura de un mosquito local– en Huesca.

Dengue

En todo el mundo se producen cada año unas 390 millones de infecciones por dengue, de las que una cuarta parte presenta manifestaciones clínicas como fiebre, erupciones cutáneas, sangrado y vómitos. No hay un tratamiento específico. La mortalidad es inferior al 1%.

Zika

El brote epidémico que estalló en 2014 afectó a cientos de miles de personas en el continente americano. El zika se manifiesta con fiebre, dolor de cabeza y malestar general. No es muy grave: el mayor riesgo es la transmisión al feto en mujeres embarazadas, ya que los bebés pueden nacer con microcefalia y sufrir retraso mental y motor. En España se registraron tres casos en inmigrantes y nació una niña con microcefalia.

Chikunguña

La infección que hasta hace unos años estaba confinada a zonas tropicales se ha expandido a amplias áreas de América y Europa. Es una infección relativamente benigna, que cursa con fiebre y dolor, pero en uno de cada seis casos deja importantes secuelas en las articulaciones. Por eso se la conoce también como artritis epidémica.

Fiebre del Nilo Occidental

Ha tenido una rapidísima expansión en las últimas décadas y ya está presente en los cinco continentes. En la mayoría de los casos se trata de una infección leve e incluso asintomática, pero también puede producir complicaciones serias, encefalitis y la muerte.

‘Mosquito’ muestra la escalofriante expansión del zika: el virus que lo causa fue descubierto en Uganda en 1947 y desde entonces hasta 2007 solo se conocían 14 casos en humanos. En 2014, saltó de las islas del Pacífico a Brasil y después a otros países de Sudamérica. La epidemia se vio favorecida por el hacinamiento, la suciedad y la pobreza en las favelas: más de 1.500 bebés contagiados durante el embarazo han nacido con microcefalia. Puerto Rico también tuvo las primeras noticias del virus aquel año; en 2015 ya había 34.000 portadores.

El documental alerta de que 2.500 millones de personas están expuestas a la enfermedad tropical, que se ha propagado ya a ciudades norteamericanas tan al norte como Washington DC o Nueva York. En España, el año pasado, nació en Barcelona la primera niña con microcefalia, hija de una inmigrante latina que contrajo el virus en su país de origen.

Los más dañinos

Tigre asiático

El ‘Aedes albopictus’ transmite el dengue, la fiebre amarilla y el virus del Nilo Occidental. Originario del sudeste asiático, ha colonizado amplias zonas de América, África y Europa. En España se detectó en 2004 y ya está asentado en toda la costa mediterránea y en áreas de Aragón y Euskadi. Pica de día.

Aedes aegypti

Este mosquito diurno es el responsable de la gran expansión del virus del zika, pero también infecta fiebre amarilla, dengue, chikunguña y virus del Nilo Occidental. Se adapta muy bien a los hábitats humanos donde hay grandes aglomeraciones de gente y de basura.

Anopheles gambiae

Transmite el ‘Plasmodium’, el parásito que provoca la malaria. Prefiere aguas limpias y no contaminadas. Pica de noche. Se multiplica en climas cálidos y húmedos y es típico de zonas tropicales, pero el género ‘anopheles’ está distribuido por todo el mundo y puede potencialmente convertirse en vector. En 2011 se produjo en Grecia el primer brote europeo, contagiado por mosquitos autóctonos, cinco siglos después de que la malaria hubiera sido erradicada del continente.

Culex

Una de las especies más comunes, es vector del virus del Nilo Occidental y varias en cefalitis. Es el mosquito urbano por excelencia: pica de noche y dentro de las casas, aunque se considera poco agresivo.

Eso, por lo que respecta a las pandemias en potencia. Cada año se contagian de dengue 390 millones de personas, de las que una cuarta parte caen enfermos. Y la malaria es una amenaza muy real para la mitad de la humanidad, en África, América y Oriente Medio. En 2015 causó 400.000 muertes, la mayoría niños africanos menores de 5 años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos