España redujo un 3,5% sus emisiones de C02 durante 2016

María García, secretaria de Estado de Medio Ambiente./Toni Galán (Efe)
María García, secretaria de Estado de Medio Ambiente. / Toni Galán (Efe)

El Gobierno, que impulsará en la cumbre de Bonn los Acuerdos de París, destinó 595 millones a la financiación climática

J. LUIS ALVAREZMadrid

España redujo un 3,5% sus emisiones de CO2 en 2016, hasta quedar en 323,8 toneladas, lo que a juicio de la secretaria de Estado de Medio Ambiente, María García, «se sitúa en la senda del cumplimiento» de los compromisos del Acuerdo de París de 2015 contra el cambio climático. Las correspondientes al llamado comercio de emisiones cayeron el año pasado un 10%, mientras que las de sectores difusos, como la automoción, el transporte, la calefacción o la construcción aumentaron un 0,9%, dato que en 2020 tendrá que caer un 10% respecto a las registradas en 2005.

María García, que presentó las líneas que el Gobierno defenderá en la cumbre del clima COP23 que estos días se celebra en Bonn (Alemania), explicó que durante el año pasado España dedicó 595 millones en financiación climática –destinada a apoyo a la lucha contra el calentamiento del planeta y a apoyos a los países en desarrollo–, cantidad que poco a poco ha ido incrementándose para alcanzar, en 2021 los 900 millones anuales, tal como prometió el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy. Entre 2012 y 2016 el total destinado a tal fin asciende ya a 1.995 millones de euros.

Con la «tarea cumplida», la delegación española, que encabezará la ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina –que viajará a Bonn el miércoles–, pretende impulsar la «letra pequeña» del Acuerdo de París, por lo que, según la secretaria de Estado de Medio Ambiente, las sesiones tienen un nivel más «técnico» que en las anteriores cumbres, con nada menos que 22 agendas de debate abiertas. Y es que el objetivo es dejar todo preparado para que en la cumbre que se celebrará el año que viene en Polonia, COP24, «quede cerrado el programa de trabajo» y que los compromisos de cada nación sean una realidad. Está prevista una cumbre para 2023 donde se aumentarán los objetivos de reducción de emisiones para conseguir que en 2050 se llegue a la mitad de los gases de efecto invernadero.

Agenda de vulnerabilidad

La delegación española también trabaja para se avance en el llamado ‘diálogo facilitador’ o de Talanoa, por el que se conocerán en 2018 las medidas y avances reales adoptados por los 195 países firmantes del Acuerdo de París, ratificado por España a principios de este año. Asimismo, otro de los objetivos es promover la agenda de vulnerabilidad, propuesta por Fiji –país que preside la cumbre alemana–, en la que figuran planteamientos de género, de participación de las comunidades indígenas y locales, y la vulnerabilidad de los océanos. Todo ello para elaborar lo que será la agenda de acción global contra el cambio climático.

María García destacó el papel que tiene la Unión Europea en la COP23 para liderar la lucha contra el cambio climático y evitar que el aumento de temperatura se quede por debajo de los dos grados a finales de siglo. Según dijo, los socios comunitarios son el «mayor contribuidor» a esa lucha, con una aportación financiera climática de 20.000 millones de euros. Respecto a la postura de Estados Unidos, la responsable de Medio Ambiente constató que la delegación enviada por Washington a Bonn está tomando parte activa en los trabajos, todo lejos del polémico anuncio realizado por el presidente Donald Trump de abandonar el Acuerdo de París.

Fotos

Vídeos