«España no es un país homófobo y es el más inclusivo del mundo»

Juan Carlos Alonso. /Elvira Megías
Juan Carlos Alonso. / Elvira Megías

Juan Carlos Alonso, coordinador del World Pride Madrid, afirma que «los atentados en Europa no van a cambiar el dispositivo de seguridad. Tenemos contemplados todos los escenarios»

Alfonso Torices
ALFONSO TORICESMadrid

Juan Carlos Alonso (Avilés, 1966), actor y productor, es desde 2004 el coordinador de la exitosa fiesta madrileña del Orgullo LGTBI. Es el centro de todas las miradas al convertirse Madrid en la quinta ciudad del planeta que alberga un World Pride, el Orgullo mundial. La marea humana y los centenares de actividades que este amigo de Pedro Zerolo ha contribuido a diseñar inundarán la ciudad del 23 de junio al 2 de julio y la sumergirán en el, posiblemente, evento más multitudinario de su historia. Lo más parecido a los Juegos Olímpicos que no logró.

–¿Aspiran a organizar el mayor Orgullo de la historia?

–Estoy convencido de que World Pride Madrid va ser el mayor Orgullo de la historia. El mayor en número, pero sobre todo en cantidad de celebraciones y actos: deportivos, culturales, la manifestación del 1 de julio, una conferencia mundial de derechos humanos... Esperamos tres millones de asistentes durante los diez días. Un récord. Vamos a duplicar el número de asistentes del que ya era el mayor Orgullo de Europa y uno de los mayores del mundo.

–¿Cuánta gente de fuera esperan?

–De los tres millones de asistentes, aproximadamente un millón serán españoles de otras autonomías y 500.000 o 600.000 de otros países.

–¿Y el impacto económico?

–En ediciones previas fue de entre 110 y 115 millones en toda la comunidad. Con World Pride estamos convencidos de que, con más días, más actividades y más participantes, se superarán los 200 millones.

–¿Qué busca transmitir el lema ‘Viva la vida’?

–Tenemos que salir a las calles a gritar que somos libres, que somos iguales, que somos diferentes, que tenemos derechos y ganas de celebrar la vida. Tenemos que decirlo a los cuatro vientos. Es un guiño a demasiados países donde aún el colectivo LGTBI se juega la vida solo por amar a quien se quiere amar.

–¿Tiene el Orgullo madrileño algo distinto de otros eventos similares?

–La mayor diferencia es que forma parte del propio tejido de la ciudad. Toda la ciudadanía participa en el Orgullo y el que llega de fuera se siente uno más.

–¿España es un país homófobo?

–Para nada. España no solo es uno de los países donde los derechos del colectivo LGTBI están más reconocidos y protegidos por las leyes sino que, además, es el primer país del mundo en inclusión. La población española ve con una total normalidad la diversidad sexual y al colectivo. Más del 87% lo ve así. Eso no quita para que se dé algún episodio de homofobia. Hay que estar alerta y denunciarlos.

–Los grandes eventos en Europa se miran con lupa. ¿El despliegue de seguridad será suficiente?

–Llevamos trabajando años en la seguridad de World Pride con el ayuntamiento, la Policía Nacional y el resto de cuerpos de emergencias. Todo el operativo de seguridad se ensayó ya en la edición de 2016 con muchísimo éxito. Garantizamos no solo la seguridad sino la movilidad, los controles de acceso, o los aforos, haciendo que sea muy fácil y agradable llegar de un sitio a otro con la sensación total de seguridad. Es algo en lo que ya trabajábamos desde el principio y, desde luego, no nos movemos a golpe de titular o a golpe de esas desgraciadas noticias que, con demasiada frecuencia, están salpicando los medios de comunicación.

–¿Los últimos atentados europeos no van a cambiar el dispositivo de seguridad que tenían previsto?

–En principio no lo van a cambiar, porque todos los escenarios ya están contemplados, porque es nuestra obligación como responsables de la organización del evento.

–¿Se ha notado mucho la marcha de Ana Botella y la llegada de Manuela Carmena?

–Evidentemente sí. Está clarísimo que el apoyo institucional del Orgullo antes era muy tímido. El apoyo, antes, se daba porque no quedaba más remedio, porque si tú tienes más de un millón de personas en la calle tienes que dar una serie de servicios de limpieza, de seguridad, etcétera, y un pequeñísimo apoyo económico. Cuando en 2015 se producen los relevos, hay un cambio de actitud clarísimo tanto en el ayuntamiento como en la comunidad. El ayuntamiento ya no es que dé apoyo, es que forma parte de la organización. El gran cambio es que ahora es uno más. Eso se traduce en un incremento espectacular de la ayuda económica y de la apuesta internacional por un Madrid diverso, inclusivo e igualitario.

–¿Va a haber algún homenaje a Gilbert Baker, el creador de la bandera arco iris recién fallecido?

–Sí, efectivamente, habrá un homenaje. Lo desvelaremos muy pronto. Baker nos regaló, en 2014, cuando Madrid recibió el encargo de hacer el World Pride, una bandera diseñada por él para el Orgullo de Madrid. La hemos guardado con mucho cariño y la desplegaremos en un momento que va ser muy especial, que estamos cuidando con mucho mimo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos